Fue abusado por los curas del Próvolo y desde Italia festejó la condena

"Finalmente... ¡Gracias, a la Justicia Argentina!. ¡Gracias!", dijo Gianni Bisoli antes de romper en llanto.

El lunes pasado, la Justicia de Mendoza condenó a los curas Nicola Bruno Corradi y Horacio Hugo Corbacho Blanc y al jardinero Armando Ramón Gómez, por abusar y corromper a once chicos sordos, varones y mujeres de entre 7 y 17 años de edad, en el Instituto Antonio Próvolo. En total, fueron 28 ataques y torturas sexuales que sucedieron entre 2005 y 2016.

La noticia se hizo eco en todo el mundo y principalmente en Italia. Es que allí, los condenados también habían abusado de niños durante los años 1955 y 1984. Gianni Bisoli (71), uno de los ex alumnos del instituto Antonio Próvolo de Verona que había denunciado a Corradi por abusos y maltratos en aquella sede entre las décadas de 1960 y 1970, celebró la decisión de los jueces argentinos. Es que pese a que hubo una causa judicial en la Justicia italiana, el proceso quedó nulo.

Te puede interesar...

En un video subido en la página de Facebook de la Asociación de Sordos "Antonio Próvolo" (de Italia), se puede ver el momento exacto en que le comunican a Bisoli que "Corradi fue condenado a 42 años". "Finalmente... ¡Gracias, a la Justicia Argentina!. ¡Gracias!", alcanza a decir el hombre, antes de comenzar a llorar emocionado.

Embed
https://www.facebook.com/associazionesordiantonioprovolo/videos/449864802340756/

Bisoli también se comunicó con el diario Los Andes vía Facebook y agregó: “Estoy feliz y agradecido con los jueces argentinos. Estoy llorando. Tenía 9 años el primer día de escuela en el Instituto Próvolo, y también han abusado de varios compañeros. Nicola Corradi, Eliseo Pirmati y Granuzzo; todos pedófilos. Y también los laicos Dal Castello y Spinelli”, resumió.

“Soy sordo desde mis ocho años. Empecé a ir al Instituto Antonio Próvolo en Verona a los nueve. Tres meses después de mi llegada comencé a ser sodomizado, obligado a tener sexo oral y a masturbar a dieciséis sacerdotes y hermanos religiosos de la escuela… Cuando Nicola nos veía ir al baño, nos venía a buscar. Nos masturbaba y nos obligaba a hacérselo a él. Yo me paralizaba y me ponía colorado”, había revelado.

El de Gianni fue solo uno de los 67 dramáticos testimonios de ex internados. La violencia duró desde fines de los 50 hasta 1984, pero fue recién en 2006 cuando se conocieron las primeras denuncia.

LEÉ MÁS

La Iglesia pidió perdón por los abusos sexuales de menores en el Instituto Próvolo

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído