Fue condenado por violar a las hijas de su pareja, pero está libre

Agotó el año de preventiva y no puede volver a prisión hasta que la pena no quede firme.

Neuquén.- Iba a comenzar a cumplir una condena de 12 años de prisión por abusar de las hijas de su pareja y, por cuestiones técnicas, un tribunal lo dejó en libertad, sin dictarle al menos una prohibición de acercamiento hacia las víctimas.

En una audiencia realizada el viernes, los jueces Héctor Rimaro y Dardo Bordón entendieron que la defensa aún puede interponer un recurso extraordinario federal, por lo que decidieron esperar para hacerle cumplir la pena.

Como el hombre ya agotó el máximo de prisión preventiva que estipula el Código Procesal Penal, no puede volver a la cárcel, al menos antes de que quede firme la pena.

Fuentes judiciales aseguraron que podría llegar a pasar hasta un mes para que se resuelva si la Corte acepta el recurso de impugnación.

El jueves, la jueza Raquel Gass había resuelto que el abusador comience a cumplir la pena que le fue dictada el 21 de abril.

Parte del argumento presentado por la físcalía y la defensora de los Derechos del Niño fue la situación de indefensión de las víctimas, dado que el violador continúa acosándolas.

Si bien el abusador estuvo en prisión preventiva durante todo el proceso, en abril cumplió el año y salió en libertad.

Esto se debió a que aún no se le había fijado la pena a cumplir, hecho que el agresor aprovechó para volver a molestar a las jóvenes.

A pesar de tener una restricción de acercamiento en ese momento, el hombre las acosó durante cinco meses. Esto no fue tenido en cuenta por el tribunal que lo benefició, por lo que no se le fijó ninguna restricción.

Cuatro años de abusos y horror

Tras la denuncia, en 2015 la Justicia acusó al agresor por violar durante cuatro años a las hijas de quien entonces era su pareja. Los abusos comenzaron cuando las jóvenes tenían 12 y 13 años aproximadamente, por los cuales una de ellas quedó embarazada. El hombre aprovechaba los momentos en que se encontraba a solas con las adolescentes en la casa en la que convivían y las violaba bajo amenaza. En abril, tras cumplir el plazo de un año máximo con prisión preventiva estipulado por el Código, el hombre salió en libertad y, sin dudarlo, volvió a acosar a las víctimas. Si bien tenía una prohibición de acercamiento, el hombre las seguía por todas partes. Incluso fue denunciado por su ex pareja luego de que se presentara en la escuela de una de sus hijas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído