El hombre fue acusado de privación de libertad de sus hijos, de entre 7 y 21 años, con métodos físicos y psicológicos, un cargo por el que podría ser condenado a un año de prisión. Devnozashvili, quien fue sometido a un examen psiquiátrico, no reconoce su culpa, declaró a la prensa el abogado del detenido, Gocha Kilasonia. El letrado agregó que su cliente “sufre de diabetes” y requiere tratamiento médico.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído