LMNeuquen sacerdote

Fue sacerdote y ahora es una estrella del porno gay

La historia del ex religioso que, a los 85 años, ya filmó 4 películas. Además el sacerdote estuvo casado 28 años.

Muchas personas piensan que cuando se retiren de sus trabajos transitarán una vejez apacible. Otras, en cambio, aprovechan el fin de la rutina laboral para intentar cosas sorprendentes y, en este caso, bastante fuera de lo común. Así es la historia de Norm Self, un hombre de 85 años que hace dos se lanzó al mundo de la actuación porno gay. Pero, el dato realmente curioso es que Norm fue sacerdote en su natal Carolina del Norte, uno de los estados más profundamente religiosos de los Estados Unidos.

El ex sacerdote llevó una vida dedicada a Dios desde los 18 años, cuando se unió a la Iglesia. “Pensé quién podría ofenderse y quién querría escribirme de mis contactos, pero no me preocupo porque esa es su lucha. Mi problema con la iglesia es que es raro que el sexo sea tratado como una parte alegre de la vida espiritual”, contó en una entrevista para un documental.

Te puede interesar...

Todo comenzó cuando mi pareja me preguntó si quería ir a ver el rodaje de una película. Yo acepté y, de repente, me llamó mucho la atención todo lo que allí ocurría

Norm estuvo casado durante 28 años, hasta que descubrió que era gay. Ahora, se identifica como “íntimo sagrado”, un maestro que ayuda a hombres, mujeres y personas de todos los géneros a explorar el poder curativo del placer, y un estudiante y participante de la Body Electric School, que busca integrar la sexualidad y la espiritualidad. Es por esto que accedió a participar en películas pornográficas. El octogenario tomó la decisión como parte de su misión de ver que “las normas negativas para el sexo se eliminen del vocabulario de nuestra sociedad y se reemplacen con el mensaje implícito de que nuestro derecho de nacimiento es disfrutar alegría erótica y dicha”.

El otrora sacerdote afirma tener una vida sexual más vibrante que la que tenía a los 40 años. El ya participó en cuatro filmes de porno gay y relató cómo fue su primera experiencia en el set.

“Todo comenzó cuando mi pareja me preguntó si querría ir a ver el rodaje de una película. Yo acepté y, de repente, me llamó mucho la atención todo lo que allí ocurría. Me sentí como si estuviera en una fiesta, es una de las cosas que más admiro de hacer porno”, aseguró el ex cura.

“Aprende a prestar atención y busca esas sutilezas. Aprende a notar, a disfrutar y a dar gracias por esas cosas más sutiles en la vida que lo hacen más agradable. ¡Y aprende a amar de verdad a cada pareja con la que tienes relaciones sexuales, al menos mientras estás teniendo relaciones sexuales! Y aprende que hay muchas otras ‘zonas erógenas’ además de sus genitales. Conozca y entrene realmente su mente: ¡ese es su mejor órgano sexual!”, cerró el ex sacerdote, hoy estrella porno.

--> Era mormona y hoy filma porno

Una misionera mormona que se sintió “reprimida sexualmente” dejó su iglesia y se convirtió en una estrella porno, donde ya protagonizó numerosas películas.

Addie Andrews, de 30 años, es una de las actrices más cotizadas en el mundo del entretenimiento adulto a pesar de su educación religiosa. Ella dice que su vida pasada y su profesión actual tienen mucho en común. La joven creció en un pequeño pueblo donde sus padres le exigieron ser parte de una comunidad religiosa. a los 17 años, se unió a la iglesia de Jesucristo de los santos de los Últimos días.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario