Fueron a Chile a comprar barato y les robaron todo

Mientras desayunaban, les llevaron el auto con el baúl cargado.

Mendoza.- “Vivimos un infierno, fue lo peor que nos pasó en la vida”, dijo una pareja de mendocinos que el fin de semana pasado cruzó a Chile para hacer compras a mejor precio que en Argentina y les salió bastante más caro: les robaron. Se quedaron sin el auto en el que viajaban, sin todo lo que habían comprado, que estaba en el baúl, sin pertenencias, sin plata y sin documentos.

Ocurrió el sábado a las 9:30, en uno de los paradores de Viña del Mar, cerca de la costa. Federico Spinelli (34) y Aixa Leiva (28) nunca se imaginaron que verían por última vez el Peugeot 307 gris que los había llevado hasta el vecino país después del desayuno. El día anterior a que los asaltaran, pasaron la cordillera muy de madrugada, con la expectativa de aprovechar la jornada para conocer Santiago y cargar el auto de compras.

Sin embargo, el caos de esa ciudad los aturdió y prefirieron trasladarse más cerca del mar. Con la intención de ahorrar la mayor cantidad de dinero posible y aprovechar las ofertas, decidieron pasar la noche en el vehículo. Trasnochados y algo cansados, al día siguiente fueron a recargar fuerzas en el bar de una estación de servicio. La idea era desayunar, después volver a visitar algunos centros comerciales y finalmente partir nuevamente rumbo a Mendoza.

Dejaron el auto estacionado a la vista. Pero mientras tomaban café con leche con medialunas, se distrajeron prestando atención a sus teléfonos para comunicarles a familiares que todo marchaba bien. Atentos a los mensajes ida y vuelta de Whatsapp, le quitaron la mirada al Peugeot y cuando volvieron a levantarla ya no estaba. Tenía alarma y llave codificada, pero no fueron suficientes. Los delincuentes evadieron estos dispositivos y, tras romper uno de los vidrios, abrieron el coche y se lo llevaron sin dejar huella. “No crean que Chile es mejor. Es igual o peor que acá, te están esperando, te quieren engañar, te roban peor que en Argentina y la sensación de vacío y soledad que te queda no se compara con nada”, contó Spinelli.

Desamparados en tierras ajenas

La pareja llamó a la Policía, que llegó una hora después y no les ofreció ayuda. Y en la Embajada Argentina no les fue mejor: “Cuando contamos lo que nos había pasado, no les importó si teníamos dónde dormir, comida o si estábamos bien. Nos pidieron tres fotos carnet y 40.000 pesos chilenos en efectivo ($910 argentinos) para hacer los trámites. No aceptaban débito, crédito, plata de Argentina, ni transferencias”, describió Spinelli. Y amplió su relato: “Cobran $13.000 ($295 argentinos) para hacer el pasaporte y $26.000 ($590 argentinos) por abrir el sistema un domingo. La idea de amparo y contención es ficticia. Sólo te dan un teléfono para que llames a tu familia y que te giren plata a nombre de la institución porque vos no la podés recibir”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído