Fueron padres, salieron del hospital y olvidaron al bebé

Llegaron a su casa, pagaron el taxi y dejaron al niño en el auto.

alemania Se ve que el estrés posparto le pegó fuerte a una joven pareja alemana, de la ciudad de Hamburgo, que vivió un momento de altísima tensión y de la forma más impensada. Acababan de ser padres de un varoncito y, ya de alta del hospital, tomaron un taxi para irse a su casa. Al llegar se bajaron felices, ansiosos por regresar al hogar con el otro niño y con la sensación única de saber que desde ahora iban a ser cuatro, aunque con un pequeño detalle: se olvidaron al recién nacido arriba del auto y el chofer, encima, ni se dio cuenta, por lo que arrancó como si nada.

Lo curioso es que el papá primero bajó del auto con el resto de su familia y regresó para pagarle el viaje al taxista, sin reparar en el bebé que dormía plácidamente en su sillita de auto, que cuando se trata de recién nacido se le llama “huevito” y tiene una particularidad: por seguridad, debe ir mirando al asiento trasero (o sea, de espaldas al frente del auto). Eso hace que la carita del pequeño no sea visible desde la parte de adelante, y quizás eso ayudó a que los padres se bajaran tan embalados que no recordaran agarrar al bebito.

Te puede interesar...

“Luego de un breve examen de salud que se le hizo al niño por parte del personal de ambulancias, volvimos a reunir a la familia y dejamos satisfecho al taxista”. Ruth Banhoff oficial de la policía de Hamburgo

Lo cierto es que una vez en el living de su casa, los padres se miraron con cara de “¿dónde está?”. Y no estaba en ningún lado. Cuando reaccionaron, corrieron a la calle pero ya no había rastro del auto. Con el corazón paralizado, llamaron de inmediato a la policía y dieron aviso de lo que estaba pasando, sin saber con exactitud si el taxista sabía qué estaba transportando en el asiento de atrás. Y la realidad es que el hombre lo desconocía por completo.

De hecho, dejó el auto en una cochera y se fue a almorzar. Recién supo que estaba llevando a un “invitado especial” cuando subió el pasajero del siguiente viaje, en el aeropuerto de Hamburgo, y provocó que el bebé se despertara y llorara.

Al ver lo que estaba ocurriendo en su auto, se comunicó con la comisaría y dio aviso a la policía, que de inmediato cruzó los datos con la denuncia de desaparición de persona que tenían de parte de la pareja de padres y citaron tanto al taxista (y al bebé) como a los padres del niño. Luego de comprobar el lazo familiar, devolvieron la criatura a quien correspondía.

“Tras un breve examen de salud que se le hizo al niño por parte del personal de ambulancias, volvimos a reunir a la familia y dejamos satisfecho al taxista, quien estaba muy preocupado por lo que había ocurrido”, dijo la oficial Ruth Banhoff.

2 horas El tiempo que la familia perdió contacto con el bebé

Una vez que la pareja entró a su casa, el taxista arrancó, con el bebé adentro, dejó el auto en una cochera, almorzó y fue a un viaje hasta el aeropuerto. Recién ahí despertó el niñito.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído