El clima en Neuquén

icon
18° Temp
52% Hum
La Mañana paseo costero

Gaido salió a responder el pedido de los vecinos para frenar el Paseo Costero

Un grupo de vecinos exigió el cese de la obra por la tala de árboles. El intendente aclaró que priorizan la conservación ambiental.

Después de la apertura de un nuevo tramo del Paseo Costero sobre el río Neuquén, la continuidad de las obras para urbanizar las orillas de los ríos quedó en medio de una disputa, a partir de una presentación judicial de los vecinos que buscan defender el ecosistema natural de esos sectores y detener la tala de árboles. El intendente Mariano Gaido respaldó la perspectiva ambiental de estas obras y aclaró que el proyecto propone garantizar el disfrute de la naturaleza neuquina por parte de todos los ciudadanos.

Según informó la Defensoría del Pueblo, el Juzgado Civil N° 3 admitió el amparo ambiental presentado el viernes pasado por la Defensoría del Pueblo contra la Municipalidad de Neuquén por la extracción y la tala de árboles en la península Hiroki, al que se suman los reclamos por otros sectores ribereños también afectados por el desarrollo del Paseo Costero. "Además, determinó la suspensión de la obra Paseo Costero y/o de todo desarrollo público y/o privado en el Área Protegida que crea la Ordenanza 14147 (Parque Ribereño de la Confluencia, Península Hiroki)", señalaron.

Te puede interesar...

Sandra Morán, una vecina de Confluencia Rural, explicó que notaron un gran desmonte de árboles en el sector y que las obras terminaron por modificar el curso natural de la ribera. "Está protegida por una ordenanza pero no queremos miradores porque hacer miradores es hacer la destrucción", reclamó.

Por su parte, Gaido defendió la realización de las obras y aclaró que la expansión de los paseos busca poner en valor los espacios naturales que antes eran poco conocidos y donde muchas personas realizaban actividades sin control que podían ser dañinas para el medio ambiente.

"Me parece bárbaro que haya hecho la presentación la Defensoría del Pueblo, que se ocupe y se preocupe por las cuestiones ambientales, porque fue gracias a nuestra decisión, a la decisión que llevó esta gestión, la posibilidad de empezar a conocer y visualizar todas las cosas de los ríos", expresó el intendente.

"A partir de una ordenanza que impulsamos nosotros, se llevó adelante 3 áreas protegidas en la ciudad. Una, es el parque Agreste que era la ex chacra Moño Azul, ahora es el Parque Agreste, que es cuidado, con una ordenanza que presentamos nosotros, y, venga el intendente que venga, como se llame, no va a tener de ninguna manera, posibilidades de afectar con edificaciones ese lugar", afirmó el jefe comunal durante una entrevista radial.

"La Península Hiroki, presentamos una ordenanza, la transformamos en área natural protegida, y a partir de allí esa área natural protegida, por nosotros, por una ordenanza del concejal Jorge Rey, a partir de ahí la ordenanza es clara, lo que se puede desarrollar, las actividades que se pueden hacer, y hay un proyecto ejecutivo", dijo Gaido y agregó: "A veces nosotros nos olvidamos, que las obras que estamos realizando en la gestión que llevamos adelante, lleva un proyecto Ejecutivo, un estudio de impacto ambiental, y eso, lo vamos a presentar inmediatamente entre hoy mañana a la información de la justicia, porque corresponde, porque parece muy bien, porque gracias al gran trabajo que estamos haciendo visualizamos esas áreas".

El jefe comunal aseguró que "la visualización de estos espacios públicos generan la igualdad de oportunidades para todos" y también lograron desnudar algunas actitudes desaprensivas de los pocos vecinos que accedían a estos espacios antes de que fueran de acceso masivo. "En ese lugar había algunos vecinos, muy pocos, que iban, talaban árboles, quemaban árboles, nos pasó en Valentina, nos pasó en península Hiroki, que iban y pescaban, que se creían y se creen que ese lugar es de ellos. De ninguna manera lo vamos a permitir. Ese lugar es de todos los vecinos de la ciudad de Neuquén", aclaró.

Los vecinos de la zona demostraron su malestar por la extracción de árboles que exige el avance de las obras. Morán aclaró que los vecinos no talan árboles de manera masiva ni prenden fuego. "No es así, lo cuidamos permanentemente", dijo y aclaró que sólo tuvieron una reunión con Francisco Baggio, pero que no se realizó una asamblea en el lugar para que los vecinos pudieran expresar su opinión con respecto al proyecto. "No queremos cemento, queremos un parque agreste con mínima intervención", sostuvo.

"Quieren hacer 7 u 8 miradores, y hacer miradores es seguir desmontando", afirmó la vecina y agregó que también se oponen al proyecto del Municipio de hacer una hostería para observar la confluencia de los ríos, ya que exigiría la extracción de más árboles. "Antes eran senderos para el paso de un solo auto y ahora pueden pasar seis", se quejó.

Sin embargo, Gaido volvió a insistir en que la relocalización de los ejemplares está prevista y recordó que existe un proyecto ejecutivo que contempla el impacto ambiental de cada intervención en las orillas del río. Por eso, aseguró que desarrollar infraestructura cerca de las orillas permite que todos los vecinos de la ciudad puedan disfrutar de esos espacios en lugar de que estos sitios de interés queden reservados para un solo sector y sin ningún tipo de control.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario