El clima en Neuquén

icon
Temp
57% Hum
La Mañana Agua

Garantizan la provisión de agua pese a la bajante de los ríos

La AIC indicó que no habrá inconvenientes para la captación. Tanto el Limay como el Neuquén cuentan con la mitad de sus caudales por la retención que se hizo en las presas.

Desde la Autoridad Interjurisdiccional de las Cuencas de los ríos Limay, Neuquén y Negro (AIC) se garantizó el servicio de agua para consumo a partir de la bajante registrada en la actualidad.

Elías Sapag, representante de Neuquén en el organismo, explicó que en el caso del Limay este se encuentra en 170 metros cúbicos cuando su caudal normal es de 300 aguas abajo de Arroyito y que el Neuquén ya está en 50 metros cúbicos y que podría bajar hasta 37. Dijo que se trata de “caudales ambientales” frente a la situación de sequía que enfrenta la región.

Te puede interesar...

No obstante ello, aseguró que de “de ninguna manera va a haber problemas” y apuntó: “Lo que tenemos es suficiente para abastecer a las ciudades. Sí tenemos que hacer es obras que tienen que ver con canalizar el cauce principal hacia las bombas para que no trabajen en vacío”. Dijo que con las máquinas dispuestas para ese fin en las calles Olascoaga y Río Negro no habrá inconvenientes, y que lo mismo que se deberá hacer en las otras tomas de agua. “El EPAS y Recursos Hídricos están avisados de esta situación, por lo que las mismas tareas deben hacerse en el río Neuquén de ser necesario. Sólo habrá estar atentos a que ante cualquier posibilidad de que el agua no llegue a las tomas”, indicó.

Respecto al lago Mari Menuco, que abastece a la mayor parte de la ciudad de Neuquén capital, Sapag recordó que esta toma se maneja con el nivel del lago, la cual se encuentra “muy por encima del nivel del mar” y aclaró: “En este caso no tenemos ningún tipo de alerta. Lo que pasó la otra vez (donde la ciudad sufrió la falta de agua en varios sectores) fue que el viento arrastró algas y tapó las bocas de toma pero ese se soluciona. El lago tiene la altura suficiente”.

Río Agua ON.jpg

Consultado por la situación de las cuencas a causa de la sequía, dijo que lo registrado en cuanto a lluvia y nieve en abril fue importante pero que lo de mayo es muy débil, con un pronóstico que no es alentador para lo que resta de este mes. Las precipitaciones en el Limay (que son la fuente principal del su caudal) están pronosticadas en 20 milímetros y en el río Neuquén en el orden de los 10. “En la medida que las variables cambien en julio y agosto veremos pero por ahora seguimos en emergencia. Por la sequía que tenemos para el resto del año por el cambio climático deberíamos recurrir a un mago pero esperamos que mejore la condición de humedad y ahí tener un alivio en junio, julio y agosto. Esperamos esas variables pero por ahora se ahorra lo que se puede”, advirtió.

Sapag recordó que "la represa de Piedra del Águila esta 16 metros por debajo del nivel máximo y que El Chocón 9 registra nueve metros de faltante. Para llenarlas nos va a costar varias temporadas".

Por la retención aguas arriba, en los balnearios de la ciudad de Neuquén ya se puede observar la pronunciada bajante en los caudales de los ríos, fundamentalmente en el Limay, teniendo en cuenta que lleva la mitad de lo que podía observarse en el verano en los balnearios. En el brazo que corre por debajo del puente de la isla 132, hacia la zona de los clubes, la falta de agua puede apreciarse de manera muy visible.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario