Gas caliente: la boleta subió 1000% en dos años

Lo revela un estudio en la ciudad. La escalada se produjo al mismo tiempo que se fueron retirando los subsidios. Hubo un efecto que pulverizó parte de la tarifa social.

Por Ana Laura Calducci

El gas que se consume en las casas de la ciudad se paga 10 veces más caro que en 2016. En dos años, para una familia promedio, la factura de Camuzzi aumentó un 1073 por ciento. Lo reveló un informe del grupo EJES (Enlace por la Justicia Energética y Socioambiental), integrado por economistas y especialistas en ciencias sociales.

Para el informe de referencia se tomaron datos del Ente Nacional Regulador del Gas y la facturación de Camuzzi Gas del Sur, la distribuidora en la capital neuquina. Con esa información, hicieron simulaciones sobre lo que pagaban por el servicio los usuarios neuquinos en 2015, cuando comenzó el gobierno de Mauricio Macri, y cuánto debieron abonar con cada una de las cuatro readecuaciones tarifarias que se aplicaron desde entonces.

Los economistas que hicieron el análisis consideraron los valores de las categorías residenciales, es decir, lo que pagan las familias, sin incluir a comercios, empresas o grandes consumidores. Encontraron que, en todos los rangos de usuarios, el aumento fue superior al mil por ciento en el periodo de estudio.

Por ejemplo, en el informe se detalla que una familia de la categoría R1, con un consumo promedio de 71 metros cúbicos mensuales, debía pagar 17 pesos por el servicio hace dos años. En octubre de 2016, con el primer tarifazo, su facturación trepó hasta los 88 pesos, en abril de 2017 trepó a 107, en diciembre de ese año llegó a 144 y en abril de 2018 alcanzó los 193 pesos. Para un hogar de este tipo, el gas se encareció un 1021 por ciento.

Para una categoría media de usuario, como la R23, con un consumo promedio de 202 metros cúbicos de gas al mes, la facturación de Camuzzi pasó de 42 pesos antes de los tarifazos a 493 en abril de 2018. En este caso, el incremento después de casi dos años de quita de subsidios alcanzó el 1073 por ciento.

Y en un hogar con alta demanda, correspondiente a la categoría R34, con un consumo promedio mensual de 392 metros cúbicos, el costo del servicio trepó de 137 pesos antes de octubre de 2016 a 1691 en el mes en curso, una suba del 1136 por ciento.

Facundo López Crespo, licenciado en Economía de Ejes y uno de los autores del informe, describió en diálogo con Economía y Petróleo que ellos trabajan desde hace años “con el objetivo de discutir el fracking en la producción de petróleo y gas y la necesidad de una transición hacia una matriz energética más limpia”.

Indicó que Ejes surgió de la articulación entre el Observatorio Petrolero del Sur y el Taller Ecologista, dos organizaciones de profesionales preocupados por el impacto de la industria energética en la economía y el ambiente.

“Venimos hace tiempo monitoreando la economía de Vaca Muerta y cómo está ligada a los incrementos sucesivos del precio del gas o tarifazos y a partir de ahí hicimos el análisis para la ciudad de Neuquén”, precisó.

Como conclusión, en el informe se destaca que este mil por ciento de incremento no guarda proporción con la suba de los ingresos mensuales de quienes deben pagar el gas más caro. “Los tarifazos, entonces, ocasionan una pérdida del poder adquisitivo de las familias”, subrayaron los autores del informe.

La tarifa social se pulverizó

López Crespo comentó que el análisis sobre los incrementos del gas en la ciudad de Neuquén incluyó un apartado sobre cómo se encareció la llamada “tarifa social”, que tuvo una reforma importante en diciembre de 2017. Añadió que este punto “fue lo más sorprendente, porque no lo teníamos estimado y vimos que esas modificaciones significan prácticamente una destrucción del beneficio”.

En octubre de 2016, se dispuso que las familias de menores recursos no paguen la parte de la factura correspondiente a la producción del gas, que representa cerca de un 60 por ciento del total.

“El Estado compensaba al productor por aquel monto que no le cobraba al hogar; por lo tanto, la introducción de la tarifa social significó pasar de un paradigma de subsidio universal a uno de subsidio focalizado”, destaca en el informe de Ejes.

En diciembre del año pasado, la Nación empezó a cobrarles a los beneficiarios de la categoría R2 en adelante una parte de la remuneración a la producción, lo que provocó una escalada del costo del gas a un nivel similar al de los hogares con tarifa plana.

Para los economistas de Ejes, esta decisión implicó un segundo cambio de paradigma que “deja de lado la política de subsidios focalizados para pasar a la de subsidios cero”.

Calcularon que una familia neuquina con tarifa social de la categoría R34, con un consumo mensual de 392 metros cúbicos, pasó de pagar 137 pesos antes de octubre de 2016 a 307 en diciembre del año pasado. Luego, con la modificación, saltó en abril de este año a 1083 pesos, “acercándose en gran medida a lo que abona un hogar sin tarifa social”, detallaron.

Desde Ejes subrayaron que, en Argentina, un cuarto del gas residencial se destina a beneficiarios de la tarifa social, que quedó “parcialmente desguazada”.

No se sabe cómo serán las cuotas

Un vocero de Camuzzi Gas del Sur informó a Economía y Petróleo que la empresa no tiene aún precisiones sobre cómo repercutirá en Neuquén el anuncio del gobierno nacional de postergar el pago de un 25 por ciento de las tarifas de gas de este invierno para los meses de más calor.

La empresa consignó que se tomará un tiempo hasta que se publique la resolución oficial “con la reglamentación” para dar detalles de la implementación. El interés que se aplicará a quienes opten por este plan de cuotas rondará el 20 por ciento, según estimaron los especialistas.

Neuquén paga la mitad de la tarifa social

El gobierno provincial se comprometió ante el Consejo Federal de Energía a asumir la mitad del costo fiscal para mantener los beneficios de la tarifa social del gas tal como se aplicaban antes de diciembre de 2017, como medida excepcional para el bimestre mayo-junio de este año.

El gobernador Omar Gutiérrez informó ayer que la parte de la tarifa social que asumirá la provincia implicará un desembolso de 6,5 millones de pesos. El cálculo se explica porque la tarifa social del gas alcanza en la provincia a 26.300 familias, un 15 por ciento del registro total de usuarios del servicio que presta la empresa Camuzzi Gas del Sur.

En simultáneo, otras 16 provincias asumieron el mismo compromiso. De concretarse la medida, se aplicaría sólo para mayo y junio, los dos meses de mayor consumo energético por las bajas temperaturas.

Las provincias fueron arrastradas a hacer este aporte por el pacto sellado por Macri con los radicales, que lo cuestionaron por el impacto de los tarifazos en los bolsillos de las familias.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído