Gitanos estafadores quedaron libres con prisión en suspenso

NEUQUÉN
Los hermanos gitanos Claudio y Nicolás Esteban aceptaron haber cometido seis estafas en la venta de vehículos por un monto superior a los 325 mil pesos. Tras un acuerdo, los condenaron a prisión en suspenso, por lo que quedaron en libertad.

La audiencia donde se acordó la responsabilidad de los gitanos se realizó el martes en la sede judicial de Yrigoyen. A la misma hora, el Departamento de Delitos Económicos de la Policía allanaba libertad y Winter y Aluminé 180 y detuvo a familiares de los condenados, también por una seguidilla de estafas reiteradas por un monto superior a los 300 mil pesos y secuestraron dos vehículos.

A los hermanos Esteban se les atribuyen ocho estafas entre fines de 2013 y 2014, donde mediante un mismo ardid le sacaron a sus víctimas señas de 5 mil a 96 mil pesos, por la venta de distintos vehículos que nunca tuvieron intención de comercializar.

En la audiencia, el fiscal Horacio Maitini dejó claro que el engaño consistió en publicar avisos clasificados y cuando los compradores los contactaban, los citaban en Winter y Libertad o en Aluminé 180. Tras ver el vehículo, convenían una seña y les firmaban un pagaré sin protesto, es decir, inservible, y después uno de los gitanos llevaba a la víctima al Registro Automotor, mientras el otro aludía ir a Rentas a sellar uno de los formularios.

Mientras esperaban en el Registro Automotor, el gitano recibía una llamada de su compañero que le decía que volvieran porque se había caído el sistema en Rentas y no había podido lograr concretar el sellado.

La víctima, confiada en la voluntad de los Esteban, volvía al otro día y mediante distintas maniobras nunca terminaban de concretar la venta ni la entrega del vehículo.

Hubo personas que incluso le entregaron a los gitanos vehículos en forma de pago y hasta fueron a tiendas de venta de electrodoméstico donde pagaron con su tarjeta de crédito televisores para saldar la deuda.

Los Esteban aceptaron la responsabilidad y el delito que se les atribuyó de estafa reiterada y la jueza Mara Suste les aclaró que al ser una pena en suspenso no podían volver a delinquir durante cuatro años, porque de lo contrario perderán el beneficio y acabarán en la cárcel, cumpliendo con la sumatoria de la pena por los delitos que cometan.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído