El clima en Neuquén

icon
31° Temp
22% Hum
La Mañana autoincriminó

Golpiza a Tecker: policía declaró como testigo y se autoincriminó

Se trata del jefe de guardia. Apuntó contra dos de sus colegas, pero interrumpieron su testimonio porque se autoincriminó.

La declaración de un testigo propuesto por la fiscalía en el juicio contra los cuatro policías acusados de propinarle una feroz golpiza a Roberto Tecker generó una gran polémica en plena audiencia, ya que se autoincriminó. Se trata de un efectivo que la noche del 9 de febrero de 2019 se encontraba cumpliendo la función de jefe de guardia en la Comisaría 17, donde la víctima fue trasladada ya herida y donde además le siguieron pegando, dejándolo al borde de la muerte.

El testigo apuntó contra dos de los policías imputados, asegurando que lo habían obligado a adulterar el libro del día, pero su testimonio fue interrumpido porque se autoincriminó.

Te puede interesar...

A los policías Sixto Esteban Meza Vitale y a Jorge Diego Sevilla les atribuyen los delitos de lesiones graves, agravadas por la calidad de sujeto activo (miembro de las fuerzas de seguridad), en concurso ideal con vejaciones y en concurso real con lesiones agravadas por las mismas circunstancias, en calidad de coautores. Mientras que a Luis Canales y a Julio Alberto Sandoval, desde el Ministerio Público Fiscal les atribuyen el delito de encubrimiento agravado por su carácter de funcionario público en calidad de coautores.

El abogado Gustavo Lucero, que defiende a Sevilla y Meza Vitale , habló con LM Neuquén sobre el episodio del testigo que se autoincriminó. Al respecto, pidió desestimar su testimonio, ya que ese policía "nunca debiera haber sido presentado como testigo, sino que tendría que haber estado imputado en esta causa". El letrado dijo que espera que en las próximas horas le formulen cargos.

SFP Juicio caso Teker 2.jpg
Desde la defensa particular de dos de los imputados se solicitó desestimar el testimonio del testigo que se autoincriminó.

Desde la defensa particular de dos de los imputados se solicitó desestimar el testimonio del testigo que se autoincriminó.

Por su parte, tanto la querella como la fiscalía solicitaron que dicho testimonio sea valorado, ya que aportó información sustancial que permitió desentrañar parte de lo actuado por los policías imputados durante la noche de la golpiza a Tecker. El jefe de guardia admitió que adulteró el libro diario, donde anotó que Tecker estuvo solo un minuto en la comisaría, cuando en realidad permaneció alrededor de 45 minutos, tiempo en el que se le negó la asistencia médica.

El tribunal aceptó el planteo de la defensa particular respecto a que el testigo se autoincriminó, por lo que decidió interrumpir su testimonio. Ahora bien, lo que no resolvió es si la información brindada por él será valorada a la hora de determinar el veredicto contra los cuatro imputados.

Alegatos de cierre

En los alegatos de cierre, la defensa pública de los policías Canales y Sandoval pidieron que los dos sean absueltos por el delito de encubrimiento que les imputan. Por su parte, la defensa particular de los otros dos imputados pidió, respecto de Meza Vitale, que sea absuelto, y en relación a Sevilla, que sea declarado culpable pero solo por una lesión leve, provocada por una patada que el propio uniformado admitió.

Lucero, el represente legal de estos dos últimos, criticó duramente la investigación llevada a cabo por el Ministerio Público Fiscal, asegurando que "solo se investigó lo que ocurrió en el lugar de la detención y en el traslado, pero no así lo que pasó en la comisaría. Se quedaron a mitad de camino". El derecho a la duda es la figura a la que se apela desde la defensa de estos dos policías.

A su vez, reiteró el hecho para él escandaloso de que se haya presentado un testigo por parte de la fiscalía que luego se autoincriminó. "Siempre dijimos que en este caso hubo abuso policial y eso no podemos permitirlo en la provincia de Neuquén. Pero también dijimos que llegaron al juicio policías imputados que no debieron haberlo sido y otros que sí tendrían que haber sido imputados (como el jefe de guardia que se autoincriminó) y no lo hicieron".

Por su parte, la abogada querellante Gisella Moreira pidió un fallo condenatorio contra los cuatro imputados, por las graves lesiones provocadas a la víctima, quien tuvo que ser intervenido quirúrgicamente ya que sufrió una hemorragia interna que podría haberle provocado la muerte producto de un shock hipovolémico, y por el encubrimiento.

"En este caso hubo violencia institucional, violencia policial que afecta la dignidad y la integridad de las personas y s una violación a los Derechos Humanos. Pretendemos una condena ejemplar", afirmó la abogada querellante. "En este caso hubo violencia institucional, violencia policial que afecta la dignidad y la integridad de las personas y s una violación a los Derechos Humanos. Pretendemos una condena ejemplar", afirmó la abogada querellante.

El veredicto se conocerá este próximo miércoles 20 de octubre, en horario a confirmar.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario