Gran Neuquén se sacó la grande con la obra pública

Es el barrio más beneficiado junto con San Lorenzo Norte.

Ana Laura Calducci

calduccia@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Desde la oposición se le achaca al intendente Horacio Quiroga que hace más obras en el centro que en los barrios. Este año, al menos, el presupuesto muestra lo contrario. Las vecinales con mayor inversión en infraestructura serán Gran Neuquén Sur y San Lorenzo Norte, ambas beneficiadas con el fuerte desembolso en el Metrobús. La lista sigue con Confluencia y Villa Ceferino, donde se urbanizarán varias tomas, y recién en quinto lugar está la zona comercial del Alto.

Los dos barrios del oeste neuquino que encabezan el plan de obras recibirán 235 millones de pesos para el tramo del Metrobús desde Necochea a Rodhe, según indica el presupuesto. Esa obra se financiará en un 95 por ciento con fondos de Nación y será, lejos, la más costosa de 2018.

Además, la comuna prevé destinar este año 10 millones en pavimento para Gran Neuquén, junto con otros 24 millones para el desagüe pluvial de Racedo y 90 millones más para el futuro municipio del oeste. En San Lorenzo Norte, en tanto, Quiroga planea invertir 17 millones en pavimento, 9 millones en desagües y 6 millones en saneamiento pluvial. El barrio también se beneficiará con una obra de 28 millones para asfaltar las arterias Necochea y Crouzeilles, como parte de un gigantesco “anillo vial”.

En el caso de Confluencia y Villa Ceferino, ambos barrios recibirán un fuerte desembolso de Nación para regularizar asentamientos. En la vecinal lindera a los ríos, se destinarán 45 millones para las tomas Paimún, Tres Arroyos y La Amistad, mientras que en el corazón del oeste Mauricio Macri aportará otros 65 millones para los sectores Monte Sinaí, Huertas Comunitarias y Puerto Argentino.

A eso se suma que Confluencia recibirá 8 millones del Municipio para un desagüe en el brazo del río Neuquén, 10 millones para mantenimiento de parques y 5 millones para mejorar el edificio del Club Social y Deportivo de la vecinal. Además, obtendrá otros 23 millones para pavimentar calles troncales y secundarias, mientras que a Villa Ceferino le tocarán otros 10 millones en asfalto.

En el barrio Centro Este, que se extiende cinco cuadras a cada lado de la avenida Argentina, en 2018 se invertirán unos 75 millones de pesos en total para cuatro obras emblemáticas del gobierno de Quiroga. Las más costosas serán la primera parte de la Avenida de los Ríos y la apertura de la calle Albardón, ambas con alrededor de 25 millones. A eso se sumarán otros 20 millones del cruce elevado de la Ruta 7 y 2,4 millones del plan vial del corredor Leloir.

Estos cinco barrios concentrarán en 2018 arriba de 500 millones de pesos en obras, un tercio de lo que se destinará para toda la ciudad. Si se consideran las inversiones más vistosas, es claro que muchas están en la zona céntrica pero, al incluir la infraestructura vial y de las tomas, el reparto de fondos esta vez llegará de un extremo a otro del mapa.

En el ranking de inversión en obras, a Gran Neuquén le siguen los barrios San Lorenzo ($160 millones), Confluencia (90), Villa Ceferino (75) y Centro Oeste (70).

Para la meseta se destinarán 18 millones de pesos

La zona de la meseta que aún no está integrada al casco urbano de la capital neuquina tendrá este año una inversión nada despreciable de 18 millones de pesos, que irán mayormente para demarcar las calles del llamado Distrito 2, donde el gremio de Mercantiles aspira a construir un nuevo barrio neuquino.

La comuna reservó 16 millones de pesos del plan de obras para abrir las calles del distrito, que albergará aproximadamente 400 lotes para viviendas unifamiliares.

Por ahora, no hay previstos fondos para construir las casas, pero sí se espera avanzar con la adjudicación de los terrenos.

Otros 2 millones de pesos de las arcas municipales se destinarán al proyecto de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, con el objetivo de que Neuquén concentre el manejo de los desechos urbanos de todo el Alto Valle, un proyecto que viene de larga data.

1500 millones de pesos

Es la inversión total en obra pública prevista para este año por el Municipio. Una tercera parte provendrá de fondos nacionales. La cifra implica un aumento del 73 por ciento en relación con el año pasado.

Casi el 40% del dinero es para pavimento

Un latiguillo de la oposición que Horacio Quiroga tomó como bandera propia es que en sus gestiones se destina una parte importante de los fondos para hacer asfalto. En este aspecto, el 2018 no será la excepción. Entre pavimento y enripiado, se invertirán 650 millones de pesos, casi la mitad de todo el presupuesto reservado para obra pública.

En el presupuesto se prevén obras de cordón cuneta y asfalto en calles troncales y secundarias de 15 barrios, principalmente en el oeste de la ciudad. El plan incluye también la pavimentación de la 12 de Septiembre a ambos márgenes de las vías y a lo largo de cuatro barrios, con un costo final de 12 millones de pesos.

Además, se reservaron otros 15 millones para el largamente anunciado asfalto de la calle Futaleufú, desde la Ruta 22 hasta el acceso a Las Perlas, y se asignaron 20 millones más para cubrir de pavimento las arterias troncales de Valentina Sur, como Lanín, Bejarano y Solalique.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído