Guerra narco: les prenden fuego la casa para echarlos

Fue en Confluencia, en el marco de una puja por manejo territorial.

Neuquén.- A la disputa territorial por la venta de droga en Confluencia se sumó el cansancio de un sector del barrio, por lo que cargaron contra una de las familias narco y les prendieron fuego la casa, ubicada en Tejada Gómez y Esteban Toro, y el auto, un Citroën C4.

Los enfrentamientos a los tiros son moneda corriente en el barrio. “No se puede salir a comprar tranquilo”, aseguró una vecina, que prefirió resguardar su identidad por temor a represalias. El miedo en el barrio es generalizado y muchos prefieren no hablar porque sienten que no los protege ni la Policía.

LM Neuquén recorrió el barrio y reconstruyó los sucesos. El problema con la familia a la que le quemaron la casa, de apellido Ortiz, comenzó el verano pasado cuando el novio de una de las hijas se instaló en el lugar y “trajo la droga”, detalló un vecino.

El “desfile” de compradores por esa casa era constante y los vecinos de la cuadra tenían miedo a asomar la cabeza porque era normal escuchar tiros.

Bajo reserva, contaron que los jóvenes habían instalado un kiosco narco en una anexo de la casa con acceso sobre calle Estaban Toro, mientras que la puerta de entrada principal se ubica en Tejada de Gómez. Esto motivó la furia de otro grupo narco que opera en el barrio y que vio invadido su territorio.

Fuentes policiales aseguraron que los Ortiz “no respetan nada” y que los vecinos se cansaron de su accionar, por lo que decidieron ir a quemarles la vivienda. Al momento del ataque había siete personas en la casa, cuatro mayores y tres menores, que debieron ser rescatados por personal policial y luego llevados a la Comisaría 19 para su resguardo.

Siete: personas, tres menores y cuatro mayores, había en la casa al momento del incendio.

Trascendió que estarían refugiados en casas de familiares dentro del mismo barrio, mientras esperan que se aplaque el clima para poder volver. Al cierre de esta edición la casa permanecía con custodia de la Metropolitana.

“En esa casa se hicieron varios allanamientos por causas de robos”, comentó Oscar Montecino, coordinador operativo zona este de la Dirección de Delitos. Detalló que tanto los hijos como sus amigos estarían implicados en diferentes hechos.

La bronca, que derivó en el incidente de ayer, surgió el lunes cuando un menor del barrio manejaba una camioneta con pedido de captura y al ver a la Policía huyó. Intentó esconderse en una de las casas de esa cuadra y la familia narco lo delató. Rotos todos los códigos le quemaron la casa.

El negocio de la droga es familiar

La actividad de los narcos en Neuquén tiene la particularidad de ser un negocio manejado por familias que defienden con plomo su territorio. Los más jóvenes se encargan de conseguir a los compradores y la distribución. Mientras que las mujeres cumplen con tareas de estiramiento, fraccionamiento y en gran parte del manejo del dinero. El cabecilla de la familia, que no es necesariamente el padre, se encuentra abocado al contacto con el distribuidor y a mantener la zona liberada.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído