Había salido ileso de un tiroteo y murió infartado

Un policía retirado evitó un robo y hasta mató a uno de los ladrones. Pero horas después de que todo terminara falleció de un paro cardíaco.

Mendoza
Había salido ileso del tiroteo, pero su corazón no pudo más. Un ex policía que mató a balazos a un delincuente que había asaltado el minimarket de una estación de servicio murió de un paro cardíaco. El hecho ocurrió cerca en un drugstore ubicado en Amín y La Gloria de Tupungato.

Allí ingresaron dos delincuentes armados. Uno sacó un arma y comenzó a recorrer el lugar exigiendo a las víctimas objetos de valor, billeteras y los teléfonos celulares. El custodio del lugar era el ex policía Marcelo Vidal (48), quien, al advertir la situación, les dio la voz de alto, momento en que se inició un tiroteo. Como consecuencia del enfrentamiento, uno de los asaltantes, de 22 años, resultó herido de seis balazos, tres en el tórax, uno en la ingle y el resto en una pierna y un brazo, tras lo cual murió. El custodio resultó ileso pero ahí comenzó a descompensarse. El otro ladrón escapó.

Personal policial y una ambulancia del Servicio de Emergencia Coordinado (SEC) se presentaron en el lugar alertados por un llamado al 911 y, una vez allí, el médico de la unidad médica revisó y constató la muerte del delincuente. En tanto, el ex policía Vidal fue trasladado hasta un hospital de la zona, donde horas después sufrió un paro cardíaco y falleció.

CIFRA
6 balazos recibió el ladrón.
El custodio le disparó a Franco Galdame, el delincuente de 22 años que murió en el lugar. Tres de esos disparos le ingresaron por el pecho.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído