Hacía dedo para volver a su casa y terminó violada

La joven, de 18 años, fue atacada por un camionero chileno de 50.

Buenos Aires.- Un camionero chileno quedó imputado por la violación de una joven de 18 años que había abordado su vehículo en la Ruta 2, cuando hacía dedo a la salida de Mar del Plata. El abuso sexual se habría producido a la altura de Vivoratá, cuando el agresor detuvo el camión a un costado de la autovía.

El hecho se registró alrededor de las 13, cuando la chica que había llegado a la ciudad para visitar a una tía, quiso volver a su casa en Mar Chiquita. Al parecer, no bien se sentó en el asiento del acompañante la joven comenzó a notar actitudes extrañas en el chofer, un chileno de 50 años. Por eso le escribió por Whatsapp a una amiga de Tandil y le advirtió que tenía miedo de que el camionero quisiera abusar de ella.

335 El kilómetro de la Ruta 2 en el que la mujer se subió al camión de una empresa chilena.

A la altura de Vivoratá, el hombre detuvo el camión, aseguró las cerraduras y la violó. Luego, decidió continuar el viaje por la Ruta 2, en sentido a Buenos Aires. A 100 metros de Coronel Vidal, la víctima logró saltar del camión y escapó. A esa altura la Policía ya había sido alertada de lo que ocurría y tenía montado un operativo cerrojo. La madre de la joven –alertada por la amiga de Tandil– ya había llamado al 911. Cuando el procedimiento se produjo, el transportista notó que iba a ser detenido e intentó escaparse. Pero no lo logró y quedó a disposición de la Justicia.

El caso recayó en la Fiscalía Descentralizada, a cargo de Diego Benedetti, quien ordenó el traslado del aprehendido a la unidad de Batán luego de que los médicos constataran que la mujer presentaba signos físicos y psicológicos de haber sido violada. En esa línea, imputó al camionero por “abuso sexual con acceso carnal”.

Abusador se rió de sus víctimas

La imagen generó una gran indignación. Marcos Mamani, de 25 años, fue condenado a seis años de prisión por abusar sexualmente de dos chicas en la localidad mendocina de San Rafael y, sin ningún pudor, durante el juicio se burló de las víctimas. El caso conmocionó a la provincia de Mendoza. Marcos Mamani interceptó a dos jóvenes en la calle, las amenazó con un arma y las llevó a un baldío, donde manoseó a una y obligó a la otra a practicarle sexo oral.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído