Hacían una iglesia sin permiso y les frenaron la obra

Una pastora había presentado los planos para construir dos viviendas.

Ana Laura Calducci

calduccia@lmneuquen.com.ar

Neuquèn.- El municipio clausuró la construcción de una iglesia evangélica en un loteo del barrio Confluencia porque no tenía permiso. Los dueños del terreno habían presentado los planos para hacer dos viviendas, pero los inspectores descubrieron que estaban levantando un templo. Por ordenanza, no se pueden hacer edificaciones de grandes dimensiones en esa zona.

La obra está ubicada en Los Álamos y Pomona, en un sector de Confluencia Rural cercano a la costa, que está bajo administración de la Corporación para el Desarrollo Integral de Neuquén (Cordineu).

Te puede interesar...

Allí se estaba levantando un templo del culto Catedral de la Fe, que tiene como referente a la pastora Liliana Fernández. Según el Plan Urbano Ambiental, en ese sector sólo se pueden hacer casas de determinadas dimensiones y toda obra debe contar con el visto bueno de Cordineu.

“Acá todos sabíamos que esto era una iglesia desde que pusieron los mojones y no cayó bien porque muchos vinimos a este barrio a buscar tranquilidad, no sabemos por qué no lo frenaron antes”, indicó Carlos, uno de los vecinos.

El subsecretario municipal de Obras Particulares, Luis López de Murillas, explicó que Fernández “presentó en un principio un expediente para hacer dos viviendas, que mandamos a Cordineu y le otorgaron el visado de calidad urbanística, así que no había problemas”. Agregó que después “las dos viviendas no se efectivizaron, sino que se comenzó a construir un edificio destinado a una iglesia y una vivienda como edificación complementaria y, cuando se detectó que no se estaba construyendo según los permisos y el plano registrado, paralizamos la obra”.

Tras la clausura, agregó, “se activó la documentación para hacer una sala de cultos, pero eso volvió denegado de Cordineu porque el uso no es compatible con la zona”. Dijo que también encontraron otras irregularidades “como algún exceso de construcción, lo que se llama factor de ocupación total, y falta de estacionamiento”.

La pastora Fernández señaló que desconocían las restricciones de construcción y que si no respetaron los planos fue por “ignorancia”. Recalcó que no acuerdan con la clausura porque ya invirtieron 2 millones de pesos y por eso buscarán un permiso especial del Concejo Deliberante para terminar la obra (ver aparte).

En el terreno, hoy las fajas de clausura están rotas. Además del templo a medio construir, hay una vivienda casi terminada y un tercer edificio que, según varios vecinos del loteo, tiene como destino un jardín de infantes.

Pedirán que el Concejo resuelva

La pastora Liliana Fernández, de la iglesia evangélica Catedral de la Fe, informó ayer que insistirá ante el Concejo Deliberante para que les den un permiso especial para terminar el nuevo templo en el barrio Confluencia.

Indicó que presentaron una nota con el pedido de excepción y esperan que los concejales tomen en cuenta el rol social que cumple el grupo religioso y que no actuaron de mala fe al iniciar la construcción.

Si los concejales emiten una nueva ordenanza que apruebe la excepción, ya no habrá trabas legales, aun cuando se trate de un loteo familiar. Desde el municipio confirmaron que, por tratarse de otro poder del Estado, se pueden cambiar las reglas siempre que la mayoría de los concejales esté de acuerdo.

Ahora es la Cámara la que tiene la última palabra.

LEÉ MÁS

Tratan una norma para cobrarles a las iglesias los tributos

Todos los credos: Neuquén tiene 423 iglesias censadas

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído