Hallan la cura para la contaminación

Encontraron una bacteria que se alimenta del PET, el plástico más usado en todo el mundo.

Kioto.- El de los desechos es uno de los grandes problemas de la contaminación. Incluso existen islas formadas exclusivamente de ellos.

Entre los más contaminantes está el PET (polietileno tereftalato), uno de los plásticos más utilizados para embotellar toda clase de bebidas y también por la industria textil. Se trata de un material cuyo reciclado es ineficaz y su biodegradación muy dificultosa.

Según un estudio publicado en Science, en 2010 se vertieron al mar una media de ocho millones de toneladas de plástico desde 192 países con costa; y eso es sólo una porción del planeta. Es por eso que el problema ambiental y el calentamiento global, como una de sus principales consecuencias, se han convertido en las prioridad de las Naciones Unidas.

Sin embargo, hay una buena noticia que parece traer esperanzas al respecto: hallaron a la estrella del reciclado y es, ni mas ni menos, que una bacteria. Aislada en un basurero de PET, ha sido bautizada Ideonella sakaiensis.

Este hallazgo aparece como una gran promesa para diseñar nuevas enzimas que degraden otros plásticos de uso común. Kohei Oda, Kenji Miyamoto y sus colegas del Instituto de Tecnología de Kioto, la Universidad de Keio en Yokohamason, fueron quienes presentaron su hallazgo en Science.

50 millones de toneladas de plástico se producen al año en todo el mundo.

Tras tomar 250 muestras ambientales detectaron que esta bacteria era capaz de usar películas (films) de ese plástico como su principal fuente de carbono, es decir, como su alimento básico.

Los dos genes clave que le permiten a la Ideonella sakaiensis procesar y comerse el PET codifican (contienen la información para fabricar) dos enzimas de las que no había noticia hasta ahora: la enzima PETasa y la MHET.

Estos son los dos derivados del petróleo que la Ideonella sakaiensis utiliza como alimento, por lo que el plástico acaba por desaparecer completamente. El único problema es que demora cerca de seis semanas.

Este tiempo, llevado a gran escala, no sería tan alentador si se tiene en cuenta que al año se producen 50 millones de toneladas de plástico en todo el mundo.
Esto tendrá un gran impacto en todos los ecosistemas. Para 2025 se pronostica que se habrán vertido, sólo al océano, unos 155 millones de toneladas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído