Hay buenos motivos para el despegue shale de El Trapial

La esperanza de Rincón de los Sauces. La faja no convencional tiene más espesor en esa zona que en Añelo y hay acceso a tres ventanas productivas.

POR CRISTIAN NAVAZO - Especial

El próximo mes Chevron pondrá en actividad un equipo de perforación para encarar los primeros ocho pozos exploratorios que permitirán delinear la zona de interés de Vaca Muerta a desarrollar en el yacimiento El Trapial-Curamched, en la zona de Rincón de los Sauces.

La novedad fue anunciada esta semana por el gobernador Omar Gutiérrez, tras reunirse en la Residencia Oficial de la Costa con Clay Neff, presidente para África y América Latina de la empresa norteamericana.

La compañía ya ha perforado algunos pozos exploratorios en esa área. Los primeros fueron realizados en 2012 y luego las inversiones fueron mermando por falta de financiamiento. Sucede que la petrolera norteamericana puso todas sus fichas en el primer desarrollo masivo de Vaca Muerta: Loma Campana, en sociedad con YPF.

Con la experiencia adquirida en ese proyecto y en Permian, Estados Unidos, ahora buscará delinear las zonas más productivas de Vaca Muerta para luego perforar un piloto que permitirá establecer el diseño de pozo ideal. Si los resultados son favorables y cuenta con financiamiento, luego pasará a etapa de desarrollo en modo factoría.

La formación shale en El Trapial es más espesa que en Añelo y se encuentra entre los 2800 y 4200 metros, dependiendo de la zona del yacimiento, lo que le permite a la compañía contar con varios horizontes. En una superficie de 400 km2, se encuentran las tres ventanas productivas de la formación shale: black oil, gas y condensados y petróleo liviano.

Vaca Muerta es la roca madre generadora de los hidrocarburos que migraron hacia formaciones más superficiales y quedaron entrampados en los reservorios que hoy producen el petróleo convencional de El Trapial.

p04 mas e el trapial.jpg

En los 90, cuando el yacimiento era operado por San Jorge, tres pozos se toparon con esa faja, pero aún no existía la tecnología para hacerla productiva. Hoy se estima que el desarrollo de Vaca Muerta podría en un futuro triplicar la producción acumulada que ha tenido el yacimiento en sus 18 años de historia.

El Trapial se suma a la expansión de la frontera de la industria no convencional hacia el norte de la provincia, junto con bloques como Narambuena, Los Toldos, Rincón de la Ceniza, Bajo del Choique y Chihuido de la Sierra Negra.

Apogeo y ocaso

Chevron adquirió el área en 1999 y rápidamente la convirtió en el yacimiento de petróleo más prolífico de la Argentina.

En el 2000 inició un plan de desarrollo mediante la aplicación de recuperación secundaria y la perforación de pozos “in field” que le permitió incorporar 100 millones de barriles de reservas. En 2002 se extraía la cifra récord de 10.500 metros cúbicos diarios (m3/d) de crudo.

En 2005 los geólogos descubrieron una zona productiva en el sector este del yacimiento, llamada El Porche, que posibilitó sumar 50 millones de barriles de reservas y mantener el primer lugar entre los bloques más productivos de Neuquén. Desde 2009, el horizonte convencional comenzó a agotarse y entró en una caída si freno.

Hoy, El Trapial cayó al sexto lugar entre los yacimientos productores de petróleo de la provincia, con una producción de 877 m3/d, según cifras de la Secretaría de Energía de la Nación. Pero se abre la expectativa de un nuevo despegue con el ingreso al mundo del shale.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario