Hay un plan para que no se inunde más la Confluencia

Su diseño costó 5 millones de pesos y corrió por cuenta de Recursos Hídricos.

Alejandro Olivera

olivera@lmneuquen.com.ar

Neuquén. El plan para evitar inundaciones en la Confluencia ya está diseñado. Lo hizo la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la provincia. El trabajo se anunció hace un año y será presentado en los próximos días. No se sabe aún cómo se financiará.

El plan comprende la situación de Senillosa, Plottier, Centenario y Neuquén. Se desarrolló en el marco del programa Desarrollo del Área Metropolitana de Interior (DAMI) y en él se identificaron las posibles soluciones ante los efectos negativos de las lluvias.

Te puede interesar...

Daniel Lima, ingeniero de Recursos Hídricos, explicó a este medio que los resultados finales sugieren qué obras deberían encarar los municipios para mejorar el sistema de drenaje de sus respectivas localidades, sin perjudicar a las ciudades vecinas.

La realización de estas obras es clave para evitar que, ante una lluvia persistente, se inunden las localidades de la Confluencia.

“Es una jerarquización de los trabajos que se tienen que hacer y que, además, incluye los costos estimativos a precios actuales. Sólo resta ver si se consigue un financiamiento para todas las tareas o si cada jefe comunal deberá hacerse cargo de los gastos de su jurisdicción”, explicó el experto.

Si bien sostuvo que es difícil precisar cuáles son los principales problemas de cada lugar, aseguró que todos necesitan una fuerte inversión en infraestructura porque las características geográficas del Alto Valle llevan a que las precipitaciones se conviertan en un gran problema.

Por eso, las principales propuestas para mejorar la capacidad de escurrimiento apuntan a la construcción de canales de conducción y azudes.

Los barrios incómodos

Lima puntualizó que los avances de la urbanización modificaron los cauces naturales, con lo cual aumentaron los riesgos de inundaciones en muchos sectores del Área Metropolitana.

Por ejemplo, citó el especialista, “en Centenario se levantaron barrios enteros en la barda. Entonces, el agua que antes corría sin obstáculos hacia el río ahora se acumula en las urbanizaciones”.

235 milímetros precipitaron en la última gran inundación.

Se registró durante cinco días de abril de 2014. La caída fue suficiente para ocasionar la peor inundación de los últimos años. El 80 por ciento de las calles de la ciudad resultaron anegadas por la intensidad de las precipitaciones, que no dieron respiro a los neuquinos. Con el plan que se acaba de diseñar se espera terminar con el problema.

El rol de los canales de riego

Lima agregó que hay canales agrícolas que, cuando fueron creados, no se pensaron como desagües pero que en la actualidad descargan el agua de lluvia en otros lugares de la Confluencia, donde producen una importante acumulación de líquido y ponen en peligro a los vecinos.

“Nuestra idea es ir dividiendo el caudal y hacer salidas previas para que, por ejemplo, los canales de Plottier no tiren todo en las Valentinas”, graficó el experto.

La iniciativa de Recursos Hídricos se planteó como objetivo el abordaje integral de los problemas de anegamiento para llevarles beneficios a todos los vecinos de las ciudades involucradas.

El estudio costó unos cinco millones de pesos. Fue financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en un 90 por ciento, mientras que el gobierno provincial se hizo cargo del 10 por ciento restante.

Las comunas son clave para la ejecución

Neuquén, mejor parada

Daniel Lima, ingeniero de la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Provincia, consideró que la ciudad capital está en mejores condiciones para avanzar en el plan. “Neuquén es la ciudad que está más armada para afrontar precipitaciones fuertes, aunque necesita una actualización de su plan”, consignó el experto del organismo que diseñó el plan de obras para evitar inundaciones.

Ahora deciden los municipios

Cada municipalidad debe ahora decidir si avanza o no con las obras del plan. “Obviamente, los municipios pueden tomar, rechazar o modificar las sugerencias de este programa, pero la idea es que se planteen soluciones integrales”, advirtió el ingeniero Lima, al explicar los alcances del plan diseñado por Recursos Hídricos de la provincia con financiamiento internacional y local.

El ingeniero Daniel Lima destacó la participación de los municipios en la apoyatura técnica del proyecto de Recursos Hídricos. Valoró el aporte de información fundamentalmente.Consideró que esto puede facilitar la ejecución de las obras que necesita la región en un sentido integral. Es decir, que cada jefe comunal asuma el compromiso de encarar los trabajos que se le sugirieron a través del estudio del programa DAMI. “Hubo participación y muy buena predisposición. Lógicamente, todos los equipos técnicos municipales son distintos”, remarcó el especialista.

LEÉ MÁS

Recursos Hídricos y UNCo trabajan en el monitoreo de ríos y lagos

Crianceros la pasan mal con la crecida del Limay

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído