El clima en Neuquén

icon
22° Temp
37% Hum
La Mañana descuento

Hizo millones falsificando los cupones de descuento

Una diseñadora fue descubierta y condenada a 12 años de cárcel. Ocurrió en los Estados Unidos.

Creyó que nadie se daría cuenta, que era el robo perfecto y que no perjudicaría a nadie. Pensó que gracias a su talento nunca la iban a detener. Pero Lori Ann Talens cayó y fue condenada a 12 años de prisión en la mayor causa por falsificación de cupones en la historia de Estados Unidos. La mujer provocó pérdidas por más de 31 millones de dólares y se enriqueció vendiendo descuentos falsos en todo el país.

Lori Ann Talens, de 41 años y madre de tres hijos, conocía a la perfección el oficio del diseño y la edición de imágenes. Supuso que gracias a la perfección de sus obras sería intocable y desde abril de 2017 comenzó a crear en su computadora los cupones que fueron llamados "Frankenstein" porque reunían fotos de productos, logos de empresas y códigos de barras válidos.

Te puede interesar...

Operando bajo el sobrenombre de "MasterChef", imprimió sus piezas en papel brillante de alta calidad y agregó todos los detalles para que parecieran reales. Incluso los códigos de barras funcionaban y se escaneaban como legítimos cuando se presentaban en supermercados y tiendas departamentales.

"Estos cupones falsificados eran prácticamente indistinguibles de los cupones auténticos y, a menudo, se creaban con valores inflados, muy por encima de lo que ofrecería un cupón auténtico, para recibir artículos de la venta minorista de forma gratuita o por un precio muy reducido", explicó Joseph L. Kosky, un fiscal federal adjunto, en los documentos judiciales. La mujer se volvió experta, hasta el punto que los investigadores tuvieron que recurrir a "peritos para confirmar el carácter falsificado" de sus obras. "El único aspecto sospechoso de sus cupones era el monto de la rebaja", se explicó ante el juez.

Talens supo cómo potenciar su negocio: usó las redes sociales y aplicaciones de mensajería como Facebook y Telegram para encontrar grupos de entusiastas de los cupones a los que venderles sus falsificaciones, explicó Raj Parekh, fiscal federal interino para el Distrito Este de Virginia. Entre 2017 y 2020, la mujer reclutó a más de 2.000 clientes en Internet y vendió sus cupones promocionales falsos en todo EE.UU., recaudando casi 400.000 dólares.

El juez Roderick C. Young decretó una condena de 12 años para Lori. En tanto, Pacífico Talens, el marido de la falsificadora, que también participó de la estafa ya que estaba a cargo del envío de los vales, fue condenado a siete años y tres meses de prisión.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario