El clima en Neuquén

icon
10° Temp
57% Hum
La Mañana cuerpo

Horror en Tenerife: antes matar a sus hijas, las drogó

Tras la aparición del cuerpo de una de las niñas, hubo más detalles.

El mundo no sale de la conmoción por el brutal caso de filicidios ocurridos en la isla española de Tenerife: luego que se descubrió el cuerpo de la niña de seis años y continúa la búsqueda de su hermana, de un año, las autoridades revelaron que el padre de ellas las drogó antes de arrojarlas al mar.

Lamentablemente, ya casi no hay dudas del fatídico final de las pequeñas que desaparecieron el pasado 27 de abril, después de que su papá Tomás Gimeno no se las devolvió a su madre Beatriz Zimmermann a la hora convenida. Mientras el buque oceanográfico Angeles Alvariño siguió buscando este viernes en la zona donde el jueves fue hallado el cadáver de Olivia para tratar de encontrar a su hermana Anna, los investigadores ataron cabos y concluyeron que su padre las anestesió antes de la tragedia. En este sentido, la Guardia Civil confirmó que tras cinco allanamientos en la casa de Gimeno y con la ayuda de perros policías, se encontraron varios blíster vacíos de pastillas. Según indicaron, los remedios eran lorazepam, vendido bajo el nombre comercial Orfidal o Ativan, una droga del grupo de las benzodiazepinas de alta potencia que tiene cinco propiedades: ansiolítico, amnésico, sedante e hipnótico, anticonvulsivo y relajante muscular.

Te puede interesar...

El jueves, se localizó el cuerpo de la más pequeña de las chicas en un escenario estremecedor en el mar: los equipos de rastreo encontraron dos bolsas de lona lastradas con el ancla de la lancha del asesino; en una, estaba el cuerpo de Olivia y la segunda se encontraba vacía, por lo que se sigue rastreando la zona en busca de Anna. Aparentemente, su cadáver está en el fondo del mar y podría haberse salido de la bolsa vacía. Además, se cree que los restos de “El Monstruo del Tenerife”, como fue apodado el filicida, también yacen en las aguas.

Las dos bolsas coinciden con las que Gimeno subió a su barco “Esquilón” la noche de la desaparición, según fuentes cercanas. Los investigadores tienen la hipótesis que el papá pudo utilizar un cinturón de plomo de ocho kilos, que no fue hallado en la embarcación para lastrarse hasta el fondo.

En tanto, el cuerpo de Olivia fue trasladado al Instituto Anatómico Forense, en donde se le realizará la autopsia que determinará las causas de su muerte. El doloroso hallazgo fue comunicado el mismo jueves a la madre de las niñas, quien seguía manteniendo la esperanza de encontrar a sus hijas con vida y sostenía que su ex pareja se había escapado con las nenas a algún país latinoamericano. Este pensamiento se derrumbó tras el descubrimiento de una botella de oxígeno y una funda de homicida en el mar. Todos los elementos estaban en el mismo lugar en el que Gimeno conectó su celular por última vez, el 27 de abril, hasta que en un momento dado, la señal desapareció para siempre.

Este viernes, también se supo que Zimmermann había tomado la decisión de separarse de Gimeno mientras estaba embarazada de la pequeña Anna, motivo que habría encolerizado a su ex esposo al punto de empezar a tramar la locura que desencadenó más de un año después.

Perfil psicológico de Tomás Gimeno

Diferentes expertos de España hicieron un perfil psicológico de Tomás Gimeno, el presunto asesino de sus dos hijas, y señalaron que era controlador y obsesivo. La profesional Lucía Etxebarría destacó que consumía drogas, era violento, consideraba a los niños de su propiedad y que no soportaba que su ex esposa haya iniciado otra relación. En tanto, el psicólogo Jorge López-Vallejo afirmó que tiene “características maquiavélicas y psicópatas”.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

8.5714285714286% Me interesa
5.7142857142857% Me gusta
5.7142857142857% Me da igual
0% Me aburre
80% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario