Incendio en boliche de Bucarest recuerda tragedia de Cromañón

Al menos 27 personas murieron y unas 180 resultaron heridas.

Bucarest
Al menos 27 personas murieron y unas 180 resultaron heridas en un incendio que se declaró en la noche del viernes en una discoteca de Bucarest, la capital de Rumania, según dieron a conocer ayer las autoridades rumanas.

De los 146 heridos que aún permanecían hospitalizados en la tarde del sábado, diez se debaten entre la vida y la muerte.

El siniestro fue ocasionado por un espectáculo de fuegos artificiales que, al parecer, no había sido autorizado, durante un concierto de la banda rumana Goodbye to Gravity.

El incendio desató el pánico entre las más de 200 personas, en su mayoría jóvenes, que intentaban huir del local situado en un sótano, por la única salida de emergencia habilitada.

El Gobierno decretó tres días de duelo nacional por la tragedia y el primer ministro rumano, Victor Ponta, exigió que se implanten controles más estrictos en todos las discotecas y bares del país.

Según testigos, los fuegos artificiales encendieron primero una columna recubierta de espuma acústica cerca del escenario. Las llamas se propagaron al techo y a las paredes después de que un vigilante intentara en vano extinguir el fuego. Muchos de los visitantes fueron pisoteados en medio del denso humo, relataron los testigos.

El presidente Klaus Iohannis responsabilizó a los explotadores del local. "No se respetaron normas sencillas", expresó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído