El clima en Neuquén

icon
22° Temp
45% Hum
La Mañana fotógrafo

Indignación: vieron a fotógrafo condenado por abuso en la calle

Fue visto en el centro neuquino. Faltan 6 meses para que pueda gozar de salidas transitorias, por lo que denuncian privilegios.

En mayo de 2017, la familia de una joven abusada por su tío, un reconocido fotógrafo de Neuquén, celebró la sentencia a 6 años de cárcel común por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante. Meses después, en febrero de 2018, la Justicia determinó que cumpla la condena en prisión domiciliaria. Ahora lo vieron circular libremente, en su silla de ruedas, por las calles neuquinas y tanto la madre de la joven como gran parte de la opinión pública mostraron su indignación.

En diálogo con LU5, Noelia, madre de la víctima, se refirió al respecto: “Él no estuvo ni un día preso, yo quiero que vaya a la cárcel. Desde la justicia dicen que no están adecuadas las cárceles para gente en silla de ruedas. Pero le habían adecuado un lugar, ya había habido una persona minusválida en la Unidad 11, el fiscal ya se había ocupado de eso, pero bueno, a último momento apareció otra decisión. Claro, lo que a él le falta es tener un yacuzzi, como en su casa”, sentenció.

Te puede interesar...

De acuerdo a la información recabada, el fotógrafo recién podría empezar a tener salidas transitorias aprobadas por la ley a partir de agosto de 2020, es decir, cuando se cumpla la mitad de la condena efectiva. Si bien el abusador goza de salidas aprobadas por la Justicia para realizar visitas médicas, no parecen estar bien reguladas. “Desde el primer día él tiene beneficios que no tienen otros, con la excusa de ir al hospital puede ir a donde quiera”, aseguró la madre de la víctima sumamente indignada. Además, siguió: “Mientras en el hospital le firmen el certificado, puede hacer lo que quiera. Hoy por ejemplo iba con una cámara colgando. ¿Quién me asegura que el no busca chicas o nenas como hacía antes?”.

Privilegios para el abusador, miedo para la víctima

Hoy en día la joven está bajo tratamiento psicológico y psiquiátrico, antes de poder contar lo que había sucedido con el reconocido fotógrafo, tuvo intentos de suicidio y esos fantasmas la siguen agobiando. “Mi hija me pedía que le diga que no era cierto”, aseguró la madre en relación a las salidas del abusador.

“El tipo tiene privilegios que ni siquiera mi hija tiene, porque ella no puede andar libre por la calle como lo hace él por tener miedo”, afirmó la mujer y aseguró que estas escenas no son algo nuevo: “Yo ya sabía que él iba hasta el Coto a tomar café, él se maneja como quiere y la ley parece que está a favor de él y no de las víctimas”.

Además, certificó con sus propios ojos la realidad que vive el fotógrafo abusador. “Yo me tome el trabajo de ir un día hasta el edificio donde vive, en un terrible departamento, que no sé ni cómo lo compró y solo estaba la vigilancia del edificio, no había custodios”, detalló.

Amenazas desde prisión domiciliaria

La mujer narró a LU5 las situaciones que debe atravesar como familia de la víctima y no solo haciendo referencia al terrible legado que puede asentar una situación de abuso sexual intrafamiliar. “A mí me escriben de un celular trucho diciéndome barbaridades porque yo publico fotos de él. Me llaman a mi teléfono fijo y me cortan, me amenazan”, indicó.

No solo está indignada con haberlo visto en la calle, sino que está convencida de que el fotógrafo es quien la amenaza. “Yo sé que es él. Porque cuando llamó usó el mismo seudónimo que usó antes cuando pasó todo esto. Y si no es él, es su primo, que es bastante parecido”. Desde la Justicia no parecen darle el resguardo necesario y lamenta la situación de vulnerabilidad que le hacen sentir con estas situaciones: “¿Con qué tranquilidad puedo estar? Si atrás de él hay gente que lo está defendiendo”, vaticinó.

Violencia de película

La mujer, quien conoce bien de cerca al abusador de su hija, no solo se quejó de las salidas "ilegales" que dispone, sino que también se encargó de asegurar que el fotógrafo significa en peligro para la sociedad.

“Hoy lo considero un riesgo para cualquier persona, no solo para mi hija. No solo es pervertido y perverso, es súper agresivo, tiene una mentalidad de atacar al otro, es burlón”, expresó. Además, narró una situación digna de cualquier psicópata: “Él veía la Naranja Mecánica como mil veces porque se basaba en esas cosas, veía cómo golpeaban a una abuela con un palo y después las hacía disfrazar a las chicas de la misma forma. No necesita tener un miembro para violar. Una persona con esa imaginación hace lo que quiere”.

Y se quejó: “Se le puede acortar la condena por buena conducta… Pero ¿quién vio que tiene buena conducta si estaba adentro de su casa?”.

LEÉ MÁS

Condenaron a seis años de prisión efectiva al fotógrafo por el abuso de su sobrina

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario