Inflación alta: el Central aún no ve mejoras

La autoridad monetaria anticipó que durante abril la inflación se mantendrá elevada, aunque en niveles inferiores a los de marzo. Dice que es por la depreciación del peso.

El Banco Central de la República Argentina (BCTA) sostuvo ayer sin cambios la tasa de política monetaria en 27,25%, al argumentar que los indicadores sostienen que la inflación núcleo de abril “se mantendrá en registros elevados”.

En un comunicado, el organismo consideró que la aceleración de “la inflación de los últimos meses es transitoria y se debe a los fuertes aumentos en precios regulados y la rápida depreciación del peso entre diciembre y febrero”.

Sin embargo, subrayó: “Las estimaciones y los indicadores de alta frecuencia de fuentes estatales y privadas monitoreados por el Banco Central indican que la inflación núcleo de abril se mantendrá en registros elevados, aunque inferiores a los de marzo”.

“En la visión del BCRA, una vez superados estos factores transitorios, la inflación consolidará su tendencia a la baja”, confió.

Sostuvo que decidió mantener su tasa de política monetaria, el centro del corredor de pases a siete días, en 27,25%”.

La determinación del organismo estuvo en línea con lo esperado por los analistas del mercado, luego de que a finales de marzo la tasa también quedara sin modificaciones.

Puntualizó, de ese modo, que la política monetaria es “más contractiva que la observada durante la mayor parte del año pasado”, y destacó que “las negociaciones salariales están pactándose de manera consistente con la meta del 15 por ciento”.

Argumentó que “el proceso de ajuste de precios regulados se desacelerará fuertemente después de abril” y señaló que “el nivel relativamente elevado del tipo de cambio real y la propia acción del BCRA llevan a no prever, en los próximos meses, depreciaciones significativas del peso”.

Reiteró, de ese modo, que intervino “para sostener el valor de la moneda, en la convicción de que una depreciación mayor a la ya ocurrida no estaría justificada ni por impactos económicos reales ni por el curso planeado de su política monetaria y que, de no evitarse, tendría el potencial de ralentizar el proceso de desinflación”.

La autoridad monetaria consideró, en ese escenario, que la intervención cambiaria, es “un complemento y no un sustituto de la política monetaria”.

Además, insistió: “El Banco Central conducirá su política monetaria para alcanzar su meta intermedia de 15% en 2018”.

Se recompone el frente financiero

Las condiciones financieras de la Argentina mejoraron un 2,8 por ciento en marzo, respecto de un febrero en el que se habían desplomado fuertemente por las tensiones en los mercados mundiales. Así lo informó el Índice de Condiciones Financieras (ICF) del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF).

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído