Jubilada se enamoró de un taxi boy y perdió todo

Una escocesa se dejó llevar por un joven de 26 años que la estafó.

Diane De Zoysa, una escocesa de 60 años, conoció al amor de su vida, un joven de 26 años, durante unas vacaciones hace seis años en Sri Lanka, de donde era oriundo él. Su príncipe azul se llamaba Priyanjana. Con engaños y tretas, la mujer se dejó llevar por el joven. Encandilada, no supo ver lo que sus amigos y familiares le decían: que todo se trataba de una estafa amorosa. Sin embargo, la mujer vendió su casa en Edimburgo, se llevó todos los ahorros de su vida y en 2016 se instaló con su nuevo amado. Luego de apenas siete meses de relación, se casaron. La jubilada tenía grandes sueños junto a su esposo. Pero, tal como le habían anticipado, algo terminó saliendo mal...

Ya oficializado el matrimonio, construyó un hogar para ella y su esposo. Y gastó allí más de 60 mil dólares. A él le regaló un colectivo con el cual podría trabajar en Ahungalla, una ciudad ubicada al sur de la capital de Sri Lanka. Allí también sacó de los ahorros de toda su vida otros 40 mil dólares para poder comprar el bus y demás gastos. Pero sus sueños se vieron frustrados luego de que una banda criminal asesinara a balazos a su esposo cuando se enteraron de que el joven había conseguido muchos dólares de repente.

Te puede interesar...

Diane quedó sola en la enorme casa que intentó vender, pero la familia de su marido no se lo permitió. “Prácticamente estuve secuestrada en mi propia casa, no me dejaban salir. Y me pedían la pensión”, recuerda hoy.

P16-F01B-jubilada-estafada-y-asesinada-escocia.jpg

Así, cuando Priyanjana murió, Diane se hizo cargo de su familia y les compró de todo. La propiedad estaba a nombre de ellos y cuando ella decidió poner la casa en venta, ellos se negaron. Así, comenzó a sospechar de que en realidad el marido de Diane tenía otra esposa, luego de que en su vivienda se encontraran documentos entre sus pertenencias personales. “Creí que de verdad me amaba, pero obviamente no lo hacía”, comentó ahora la mujer. Y también confirmó que el hombre de 26 años sólo quería su dinero y que era taxi boy.

“Me siento una estúpida. No escuché a mi familia ni a mis amigos que me decían que la relación sólo se trataba de dinero”, remarcó. La mujer pudo regresar el martes a Edimburgo, Escocia, luego de lograr escapar de Sri Lanka y de todos sus padecimientos. En su país debe volver a empezar a los 60 años, sin hogar y con deudas en la tarjeta de crédito. Ella espera que sus amigos y su familia, a los que no les creyó, ahora no la abandonen.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído