Juzgan a maestra jardinera por abusar de dos nenas

Una mamá dijo ante el Tribunal que le metió un palo en la cola a su hija.

Neuquén.- La alerta se encendió cuando una de las nenas se golpeó con una escalera y no quiso que su mamá le revisara la zona genital. Luego, con mucho amor, los padres lograron que su hija les contara lo que pasaba: una "seño" del jardín la tocaba y hasta le había "metido un palo en la cola". Pocos meses después, una segunda denuncia contra la misma maestra activó el proceso judicial.
Finalmente, la joven -que en aquel momento tenía 20 años y se desempeñaba como auxiliar- fue llevada a juicio. Ayer se desarrolló la primera audiencia ante el tribunal integrado por Ana Malvido, Héctor Rimaro y Florencia Martini.

La "seño" está acusada de abuso sexual gravemente ultrajante, reiterado y calificado por su condición de guardadora, con una pena prevista en el Código Penal de hasta 20 años como máximo. La jornada comenzó con la exposición de la fiscal María Dolores Finochietti, quien le presentó al tribunal la teoría del caso y explicó cómo la maestra del jardín maternal abusó de las dos pequeñas de 2 y 3 años.
Los primeros testimonios fueron de los padres de una de las víctimas, quienes relataron cómo la nena contó lo sucedido y se generaron algunas dudas con respecto al lugar donde habría ocurrido el abuso, dentro del jardín de la calle Pringles.

También declaró la propietaria del establecimiento, quien argumentó que la joven tenía un muy buen concepto y explicó que siempre se encontraba en compañía de otras personas, por lo que "era muy difícil que haya pasado una cosa así sin que alguien lo haya visto".

Luego testificó la secretaria del jardín, quien reconoció que a ella le contaron los papás que "la nena les había dicho que la señorita había traído un palo del patio y se lo metió en la cola". Además, confió que el primer relato de los padres era que había sucedido en el baño, aunque luego denunciaron que fue en una de las salas.

Para hoy está previsto que declaren los testigos del segundo caso, una compañera de sala de la primera víctima que tres meses después les contó a sus papás que "la seño mala" le tocaba la cola.
El primer caso se conoció el 9 de noviembre de 2011, cuando la nena de 2 años se negaba a que la mamá le revisara la zona genital después de un golpe en una escalera. Las pericias médicas indicaron que tenía signos de abuso entre octubre y noviembre de ese año.
Tres meses después, en febrero de 2012, otra mamá acusó a la misma maestra de tocarle la cola a su hija. En ninguno de los dos casos se les hizo cámara Gesell a las víctimas.


El extenso camino judicial


La primera denuncia


La nena se negó a que la mamá la revisara después de un golpe en una escalera. Luego le contó que la maestra buscó un palo en el patio y se lo metió en la cola. Los padres avisaron en el jardín y luego hicieron la denuncia en la Justicia, el 9 de noviembre de 2011.

La segunda denuncia

Pese a la primera acusación, la joven siguió trabajando como auxiliar en el jardín maternal de la calle Pringles, hasta que el 8 de febrero de 2012 otra mamá la acusó de manosear a su hija. "La seño mala me toca la cola", le contó la nena de 3 años a su madre.

La causa se elevó a juicio

Tras diversas postergaciones por recursos del abogado defensor, luego de 4 años -en febrero de 2016- la auxiliar fue acusada de abuso sexual gravemente ultrajante, atendiendo al modo de realización, reiterado, calificado por su condición de guardadora.

Comenzó el juicio

Ayer arrancó el juicio, los alegatos serán el miércoles y se espera que el viernes se conozca el veredicto.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído