Kielmasz deberá seguir cumpliendo su condena en la cárcel

El Tribunal revocó lo dictaminado por Juan Pablo Chirinos y resolvió que el único condenado por el primer triple crimen debe seguir en la cárcel.

El Tribunal resolvió por unanimidad revocar la decisión del juez de Ejecución Penal, Juan Pablo Chirinos, y mantener en prisión a único condenado por el primer triple crimen de Cipolletti, Claudio Kielmasz.

Los jueces del Foro de General Roca conformado por Daniel Tobares, Emilio Stadler y Oscar Gatti, dieron a conocer hoy su resolución en la que indicaron que Kielmasz continuará cumpliendo su pena perpetua, y que la pena no se agotaría en 25 años.

Te puede interesar...

“Juan Pablo Chirinos conmutó la prisión perpetua a una pena de 25 años, nosotros dijimos que no era lo correcto. Ahora el Tribunal resolvió la petición de la querella y fiscalía y revocaron la decisión de Chirinos”, explicó Marcelo Hertzriken Velasco, abogado de la familia González.

Kielmasz siguió la audiencia a través de una videoconferencia desde el Penal de La Pampa, donde cumple su condena.

“Chirinos se arrogaba el rol de gobernador. Claudio Kielmasz debe seguir detenido por el triple crimen. Hay muy pocas experiencias en el país de condenas perpetuas que se redujeron a 25 años, y es un hombre muy joven. Además, estamos hablando de un psicópata irrecuperable con cinco dictámenes adversos que no pude volver a la calle”, afirmó Hertzriken Velasco.

El Tribunal revocó la decisión del juez de Ejecución que había fijado en 25 años el límite temporal de la pena. Esto no quita que pueda seguir pidiendo las salidas transitorias o la libertad condicional.

Un psicópata irrecuperable

Claudio Kielmasz, condenado por el primer triple crimen de Cipolletti, podría quedar libre el año que viene,

No es un secreto que Kielmasz fue perfilado por todos los peritos psiquiatras como un “psicópata irrecuperable” y que este trastorno lo llevó, a lo largo de los años, a tener una conducta casi impecable dentro de los penales en los que fue alojado desde el 2001.

Entre algunos de los rasgos más comunes de esta personalidad, y en cuales fue encasillado el imputado según consta en la causa judicial, se encuentra la falta de empatía, el egocentrismo y el narcisismo, encanto superficial, dificultad para aprender de la experiencia, insinceridad, manipulación del resto de las personas, ausencia de remordimientos y promiscuidad sexual, además de la capacidad de acatar las normas a pesar de no concordar con las mismas.

Si bien los informes dan cuenta de la correcta conducta de Kielmasz, también lo hacen sobre su capacidad de manipular a quienes lo rodean para salir beneficiado de las situaciones que se le presenten y actuar de la manera que otros esperan que lo haga, en un intento de que los informes que se le realicen sean favorables para su situación judicial.

Sin ir más lejos, en el 2015 fue trasladado de la Unidad Penal 15 de Río Gallegos a la Colonia Carcelaria 12, en Viedma, por supuestos problemas con una psicóloga criminalística. Según trascendió en aquel momento, había manipulado a la profesional de tal manera que tuvo que ser apartada por haber sido “contaminada” con las “acertadas” respuestas que dio el condenado.

En agosto de 2016, Kielmasz dejó ver su verdadera personalidad y los camaristas roquenses determinaron un importante retroceso en su conducta por haber amenazado a una docente del Servicio Penitenciario Federal.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído