La atleta fitness neuquina que venció la bulimia y hace furor en Miami

Marina Gatica. Tiene 36 años y desde hace cuatro comenzó su carrera en la disciplina. Ya es campeona nacional y conquistó varios certámenes internacionales.

Afirma que ver reflejado en el cuerpo el trabajo diario "es una motivación única, es parte de un esfuerzo físico y de autodisciplina".

A fines del año pasado decidió trasladarse a Estados Unidos con la finalidad de encontrar mayores posibilidades de crecimiento en lo laboral y en el entrenamiento.

Pablo Montanaro
montanarop@lmneuquen.com.ar

Neuquén
Con un segundo y cuarto lugar en las competencias internacionales para atletas y modelos fitness más importantes que se realizaron en el primer trimestre del año en Estados Unidos, la neuquina Marina Gatica continúa su ascendente carrera en esta disciplina.

Tiene 36 años y es una mujer consagrada plenamente a una vida de entrega y sacrificio, con lo que esculpe su tonificado y trabajado cuerpo entrenado de lunes a lunes.

No creo en la perfección del cuerpo, creo en la satisfacción de ver los resultados, siempre creyendo que puedo mejorar. Es un estilo de vida".

Marina, quien nació en Bahía Blanca pero de chica se radicó en Neuquén con su familia, a fines del año pasado decidió trasladarse a Miami con la finalidad de encontrar mayores posibilidades de crecimiento, tanto en lo laboral como en el entrenamiento, ya que, según señala, "son infinitas". Si bien Neuquén le abrió las puertas para darse a conocer y salir a explorar "este estilo de vida maravilloso", en Miami pudo encontrar más "facilidades" para construir una carrera profesional "y que vean el potencial que uno puede tener trabajando a diario".

Marina dejó en el pasado su lucha contra la bulimia, la pérdida de un embarazo y una grave enfermedad que la llevó a estar en coma. Luego, su angustia de haber engordado más de 20 kilos, la llevó a un gimnasio con la única finalidad de bajar de peso. Fue su personal trainer de entonces quien la incentivó para que hiciera fitness. Eso fue hace más de cuatro años y en este tiempo cosechó numerosos premios, tanto a nivel nacional como internacional. "Tuve muchas dificultades de salud, como la bulimia, y este estilo de vida fue lo único que logró recuperarme y estar donde hoy estoy", precisó la atleta que recientemente alcanzó el cuarto puesto en Miami Muscle Beach Pro.

Habla de fitness y hace una diferenciación con el fisicoculturismo. "El fitness te convierte en una modelo de pasarela pero con cierta presencia muscular, un poco más de estética de lo que sería el fisicoculturismo clásico. La mujer tiene una cierta marcación, pero conserva las líneas femeninas.

Se cuida muchísimo lo que son los rasgos femeninos, la estética principal en el cuidado de la piel y el pelo, entre otras. Por eso se hace mucho hincapié en ser una modelo de pasarela con cierta tonificación y marcación muscular", explicó.

Después de estas competencias que la tuvieron en el top five de su disciplina, se prepara con todo para participar del Arnold Classic Europa, el evento de culturismo más importante de Europa que reúne a las mejores profesionales -cuyo fundador es el ex fisicoculturista, actor y político Arnold Schwarzenegger-, y del Olimpia Amateur Praga.

Sus presentaciones no han pasado desapercibidas ya que recientemente fue entrevistada por Drop Dead Fit y Muscular Development, revistas muy conocidas en el ambiente fitness.

Considera que la estética es uno de los factores principales para llegar a alcanzar la competencia.

"La estética es uno de los factores condicionantes para los jurados. Es fundamental mostrarse sexy. En todos los niveles y categorías se busca que todo sea más sensual, por eso aprendemos a maquillarnos y sobre todo a modelar. En nuestro caso, el espejo es nuestro mejor amigo", describió.

Pero sostuvo que la clave para triunfar está "en tener un sano y disciplinado estilo de vida y una buena alimentación".

Su rutina diaria comienza bien temprano, primero preparando sus comidas, haciendo un primer entrenamiento de cardio. Después trabaja como trainer en algún gimnasio o en particular. "Una vez por semana voy a mi team por las preparaciones precompetencia y entrenamientos más específicos, más mediciones corporales de grasa y masa", describió. Aseguró que come cada dos horas y media.

"Esté donde esté, respeto mis horarios. Disciplina y conducta, uno se acostumbra, es una dieta muy proteica, todo lo que sea verde (manzana, brócoli, espárragos), huevos, carnes, pescado, frutas secas, y mucha agua porque ayuda a limpiar el organismo y a la circulación", subrayó.

Por la tarde sale a correr y a pasear a su perro, un caniche toy, junto a su pareja, Alejandro Rosas, quien es su entrenador en artes marciales y taekwondo. También hace su rutina de aparatos "para estar bien marcada y definida", y por la noche cardio y aeróbico. Cuando se prepara para alguna competencia, el entrenamiento es más intenso.

"Uno ve los resultados que da ciertos entrenamientos y te sentís bien, el esfuerzo y las dietas se vuelcan a tu cuerpo, entonces es redituable sobre todo para la salud y te dan ganas de seguir haciéndolo", resaltó.

Marina lleva su cuerpo como si fuera una obra de arte, esculpida casi a la perfección en base a una rutina de ejercicio muy exigente, con rigurosas y estrictas dietas que la ha llevado a lo más alto de los competitivos certámenes internacionales.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído