La cautiva devolverá la casa y regresará a la meseta

Ángela Garro quiere volver con su ex y tramita la autorización judicial.

Neuquén.- "Tenemos hijos y otro viene en camino, más vale que lo quiero ver, es mi marido", manifestó Ángela Garro, la mujer que acusó a su ex pareja de violarla, golpearla y mantenerla cautiva durante seis meses.

Tras desdecirse, Garro aseguró que hoy devolverá la casa que le entregó el Ministerio de Desarrollo Social en Cuenca XVI, y aclaró que cerró el kiosco que tenía por la inseguridad (ver aparte).
A cuatro días de una audiencia fijada para que la defensa de Jorge García, ex esposo de Garro, solicite la revocación de la restricción que los mantiene separados, la mujer ratificó que quiere estar en contacto con él y volver a su vivienda de la meseta.

Cansada de que no le crean, Garro argumentó: "Si yo mentí, ¿por qué no lo voy a poder ver?". La mujer explicó que todo sucedió por bronca y celos hacia García, a quien a la vez lo nombra como su actual pareja y ex. Asimismo, advirtió que sostendrá su declaración hasta el final.

"La casa que me entregaron la voy a devolver, porque me la dieron por una mentira", afirmó Garro en alusión a vivienda de Cuenca XVI que le fue otorgada a través del IPVU.

La Justicia fijó para el viernes una audiencia en la que se decidirá si se revoca la restricción a García de acercarse a Ángela.

Al respecto, sentenció que se la facilitaron porque "se sintieron presionados por la prensa" y enfatizó que no se la hubieran dado de otra manera.

Además, en alusión a la propiedad que compartía en la meseta con García, aclaró: "Tengo casa, la hicimos entre los dos".

Ocho: meses y medio cursa de embarazo Ángela. El hijo que espera podría ser fruto de una violación.

Tras ser consultada por las pericias psicológicas a las que debió asistir, Garro detalló que fue a dos turnos y que le dijeron que con eso "era suficiente".

Por otra parte, la mujer precisó que las denuncias anteriores por violencia, que ya habían derivado en una orden de restricción antes de su denuncia de secuestro y violación, sólo se trataron de "problemas como tiene cualquier matrimonio".

Garro afirmó que no habló con García desde que salió en libertad, pero hay versiones que indican todo lo contrario y que su vuelta a la meseta sería para volver a convivir.

Por la inseguridad, cerró su kiosco

"Al tiempo que me entregaron la casa, empezaron a robar en el barrio", relató Ángela Garro, en referencia a la vivienda que le fue otorgada a través del IPVU. En este sentido, la mujer contó que tuvo que cerrar un kiosco que tenía en la vivienda debido a la inseguridad que hay en el barrio. "La otra noche me golpearon la puerta a las 4 de la mañana, me asomé por la ventana y vi que era un hombre", señaló Garro, aunque aclaró que no le robaron, pero que tiene miedo.


Entre denuncias y mentiras

Ángela logró escapar
La mujer huyó en un descuido de su captor, luego de 6 meses de cautiverio, y lo denunció. Fue el 23 de enero.

El criancero fue detenido
La Justicia le formuló cargos a García por privación ilegítima de la libertad y abuso sexual agravado. Fue el 29 de enero.

Le entregaron una casa
El Ministerio de Desarrollo Social les entregó una vivienda a la mujer y a sus hijos en el barrio Cuenca XVI. Fue el 26 de febrero.

La cautiva se desdijo
Ángela concurrió a la Fiscalía y aseguró que se trató de una mentira. Fue el 28 de abril.

García quedó libre
El ex esposo de Ángela cumplió con la prisión preventiva y recuperó la libertad con una restricción de contacto. Fue el 10 de mayo.

Quiere devolver la casa
La mujer aseguró que volverá a su casa de la meseta ya que la propiedad de Cuenca XVI se la dieron por una mentira. Prometió que la devolverá hoy.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído