La ciudad le declara la guerra a la caca de perro

Se ampliarán los lugares disponibles para dispensers con bolsas.

Alfredo Enrique

enriquea@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- El municipio de Neuquén se apresta a librar una verdadera batalla contra la caca de perro -fuerte foco de transmisión de enfermedades- con la idea de que todos los que saquen a pasear a sus mascotas a la calle junten los excrementos de los animales. Para eso, se dispondrá la instalación de dispensers con bolsas de residuos en los espacios verdes más concurridos de la ciudad.

En la actualidad hay nueve lugares donde los vecinos pueden obtener una bolsa de residuos, como Parque Norte y Olascoaga al fondo, entre otros. Pero el objetivo del área de Zoonosis de la Municipalidad es ampliar las bocas de retiro de envases a 40, incluyendo los espacios verdes, plazas y bulevares más utilizados por la gente.

Sin embargo, según reconoce el titular de Zoonosis, Martín Dana, no es suficiente que quienes saquen a pasear a sus mascotas tengan a mano una bolsa de residuos, sino que efectivamente la usen, para evitar perjudicar al otro, que no solamente tiene derecho a disfrutar de un espacio verde, sino que además el lugar se encuentre en óptimas condiciones de higiene.

40 bocas más de retiro tendrá la ciudad en los paseos y plazas más utilizados por la gente.

Instalar un aparato para retirar las bolsitas no es barato. Actualmente el costo es afrontado con presupuesto municipal, pero las autoridades tienen avanzadas las conversaciones con reconocidas empresas de la ciudad que harán el sponsoreo de los dispensers.

LM Neuquén publicó el pasado fin de semana que una de las malas costumbres más arraigadas de los vecinos de la ciudad es sacar a pasear a sus animales y no hacerse cargo de los excrementos.

La ordenanza que regula la tenencia responsable de mascotas dice que el Municipio puede multar a los propietarios de perros irresponsables, aunque la sanción (que es definida por el Tribunal de Faltas) no supera los 1500 pesos para los infractores.

Según contó el director de Zoonosis a este diario, el Municipio se toma el trabajo de comprobar que las bolsitas de los 9 lugares donde funcionan los dispensers sean efectivamente utilizadas para ese fin. “La gente, de a poco, se va concientizando de la necesidad de juntar los excrementos. Al abrir las bolsitas utilizadas, comprobamos que están respondiendo con responsabilidad”, indicó el funcionario.

Las autoridades pretendan que la ordenanza se cumpla, aunque advierten que es más efectivo apostar a campañas de cambios de conducta y concientización de los vecinos que aplicar sanciones económicas por no hacerlo.

El foco en el cuidado de los animales

En el marco del programa Municipios y Comunidades Saludables, el equipo técnico intersectorial de la comuna capitalina avanza en una “autoevaluación” del trabajo efectuado entre 2010 y 2015 en torno a cuatro ejes que inciden en la cotidianidad de los vecinos de la ciudad: modos de vida, salud, socioeconómico y ambiental.

“Este mes estamos trabajando con el área de Zoonosis y sobre esta base apuntamos a diseñar estrategias de responsabilidad en la tenencia de mascotas y elaborar acciones preventivas de enfermedades que se pueden transmitir, de manera directa o indirecta, de los animales a las personas”, explicó la subsecretaria de Medio Ambiente, Silvia Gutiérrez. “Se trabaja en la obtención de datos certeros y actualizados sobre la problemática local”, destacó.

Observó que “estar adheridos al programa Municipios y Comunidades Saludables nos permite articular iniciativas que contrarrestan los índices que se alejan de un contexto saludable y armonioso”.

La certificación como Municipio Responsable reconoce el compromiso y el trabajo con la salud por parte de las autoridades locales y de todos aquellos actores relevantes en la comunidad.

La Municipalidad de Neuquén cuenta con una mesa de trabajo intersectorial, tiene conocimiento sistemático y consensuado sobre las problemáticas de salud y sus determinantes, y posee una sala de situación de salud local.

Campaña en escuelas y jardines

Los jardines de infantes, escuelas primarias y comisiones vecinales son los puntos escogidos por la Dirección de Zoonosis de la municipalidad para concientizar acerca de la tenencia responsable de mascotas y la necesidad de cuidar la higiene en la ciudad.

Martín Dana, responsable del organismo, señala que los niños son muy receptivos a la hora de incorporar hábitos responsables con las mascotas, ya que en la mayoría de los hogares los perros o gatos son adoptados a pedido de los menores.

A los chicos les explican cuáles son los riesgos para la salud si no se juntan los excrementos de los animales y les informan que estos constituyen el principal foco de enfermedades. En cada establecimiento educativo dejan material ilustrativo para que los alumnos puedan compartirlo con el resto de los miembros de la familia.

Dana sostuvo además que hay “un efecto contagio”, pero del bueno, entre los propietarios de mascotas al observar que otras personas juntan la caca de sus animales.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído