El clima en Neuquén

icon
Temp
67% Hum
La Mañana vandalismo

La ciudad ya perdió este año $50 millones por vandalismo

Es lo que cuesta reponer alcantarillas, cables, luminarias y cestos robados. No se salvan ni los semáforos.

Por el robo o rotura de diferentes elementos del espacio público, la ciudad de Neuquén perdió en lo que va del año unos 50 millones de pesos, en un contexto donde nada se salva: alcantarillas, aspersores y bombas de agua, pasando por cables de luz, luminarias, cestos de basura, semáforos y hasta los blindex de las paradas de los colectivos.

Este tipo de vandalismo está generando un serio problema, no sólo en lugares alejados del centro o poco concurridos, sino también en espacios públicos de mucha circulación, lo que puso en alerta a la Municipalidad.

Te puede interesar...

“Esos 50 millones es la inversión que hemos hecho hasta ahora para recuperar lo que se han llevado por robo y daño. Estamos con la incorporación de los procesos de compra”, informó Santiago Moran, secretario de Movilidad y Servicios al Ciudadano.

Entre los elementos más costosos se encuentran las bocas de tormenta y alcantarillas, que son de hierro fundido y que generó que el gobierno de la ciudad ponga en marcha diferentes estrategias para evitar su hurto, como su soldadura, la implementación de cadenas y un logo identificatorio.

El otro artículo muy sustraído y de valor para los ladrones es el cable, que se saca de los espacios públicos para extraer el cobre.

Vandalismo Plazas.jpg

Morán señaló que para ambas cosas existe un mercado negro de reventa y de rápida distribución para el que se necesita toda una logística, ya que se trata, en algunos casos, de elementos muy pesados. “En unos de los robos se llevaron 80 kilos de cobre, eso no se puede trasladar de manera simple”, advirtió el funcionario, quien informó que se radicaron varias denuncias y que esperan una respuesta de la justicia sobre el tema.

Siguiendo con los números y costos, el robo de cables subterráneos y luminarias sólo en Parque Norte representó 15 millones de pesos.

“Estos los sacan personas que son entendidas en la materia y para nosotros son compras que llevan tiempo y recursos recuperar”, indicó Morán.

Vandalismo Plazas (2).jpg

En las plazas y paseos lo que más se sustrae son las toberas que recubren los regadores, los aspersores, bombas, mangueras y cestos de residuos, cuyas pérdidas fueron calculadas en el orden de los 8 millones de pesos.

Y ni los semáforos quedan exentos, ya que de estos dispositivos se roban los disyuntores, por lo que la Municipalidad está ideando un sistema para no dejarlos al alcance de la mano.

En otros casos, como los blindex de las paradas del colectivo y del Metrobus, el vandalismo se da sólo por el daño mismo y no con fines de robo, algo que también ocurre con parte de los cestos de basura que hay en los paseos y la vía pública en general.

Vandalismo plazas (3).jpg

Para tomar una dimensión de los costos de reparación y reposición de todos estos elementos, Morán dijo que esos 50 millones de pesos representan, por ejemplo, el presupuesto para la remodelación integral de tres plazas en la ciudad.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario