El festejo se realizó el sábado con una celebración multicolor y danzas típicas de la comunidad, alrededor de la plaza San Martín. Desde 2008, la Virgen de Urkupiña, oriunda de la provincia de Cochabamba, se ha instalado en los festejos durante el mes de agosto con cientos de vecinos bolivianos que participan de un colorido festejos en las calles.

La celebración contó con la presencia del párroco local Gustavo León y el obispo de Neuquén, Fernando Croxatto, que acompañaron la misa y a la comunidad en el tradicional festejo religioso.

La virgen es la patrona de la integración nacional en Bolivia y para muchos es milagrosa.

La historia cuenta que al iniciar la colonización en América una pastorcita en Quillacollo, Cochabamba, ayudaba con el ganado a sus padres. Se le apareció una mujer que cargaba en sus brazos a un niño y le hablaba en lengua quechua. Los padres se asombraron de la historia y acudieron a un sacerdote para comprobar la veracidad de los dichos.

Un 15 de agosto aparecieron los padres y justo en el sitio donde solía pastorear la niña vieron a la mujer con el niño en brazos que ascendían hacia el cielo. La gente preguntaba dónde había ido la señora, y la pastorcita respondió: “¡Ork’hopiña, Ork’hopiña,”, que en quechua significa “ya está en el cerro”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído