La constructora lo echó y rompió cinco viviendas

Un obrero se subió a una excavadora y destruyó casas recién terminadas y listas para vender. La empresa le debía plata, dijo.

Inglaterra. Un obrero, enojadísimo porque la constructora en la que trabajaba decidió despedirlo, hizo justicia por mano propia de una forma tan violenta como extraña: con una excavadora, destruyó cinco casas que la empresa McCarthy y Fentons había construido para la venta. Además de destruirlas, el hombre, llamado Daniel Naegu, se colocó una cámara Go-Pro y con ella filmó y dejó evidencia de todo su accionar, cuyo costo por daños ascendió a más de 1,1 millón de dólares.

Naegu nació en Rumania y llegó a Inglaterra en 2015. Según reveló una vez consumados los hechos, y determinada su culpabilidad, tomó esta actitud “para darle una lección a la empresa que lo contrató”, que además le debe dinero. Incluso, hay otros ex compañeros suyos que están en la misma situación aunque no tomaron tamaña venganza. “Si gustan pueden llamar a la policía. Lo hice porque no me pagaron. Estuve trabajando para McCarthy y Fentons”, dijo Daniel, relajado, cuando una pareja se acercó hacia donde estaba para tratar de comprender mejor qué ocurría. “Tenía chicos trabajando para mí y a ninguno nos han pagado todavía. Por eso lo hice, aun sabiendo que podía meterme en problemas. Lo hice por una razón. Estos tipos piden 400.000 libras (530.000 dólares) por estas casas, pero no tienen para pagarle 16.000 (u$s 21.000) a sus empleados”, explicó. Y la misma calma con la que explicó sus razones la mantuvo en el momento en que llegó la policía: “No soy peligroso. Mantengan la calma”, les dijo a los oficiales

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído