La copa menstrual ya es una opción segura, eficaz y económica

Elaboradas en silicona o látex, son reutilizables y también presentan un bajo riesgo de infecciones.

Según un estudio, las copas menstruales, baratas y reutilizables, son tan seguras y eficaces como las toallitas, compresas de tela y tampones. De acuerdo con la investigación publicada por la revista médica The Lancet Public Health, un 70% de mujeres que probaron copas menstruales aseguran que prefieren seguir usándolas. Para recopilar esta información se recopilaron 43 trabajos sobre los casos de 3300 mujeres.

“Un total de 1900 millones de mujeres en el mundo están en edad de menstruar -y pasan en promedio 65 días al año en contacto con el flujo de sangre menstrual- y, sin embargo, hay pocos estudios de calidad que comparan los medios protección”, subrayó Penélope Phillips-Howard, una de las autoras del informe y profesora de la Liverpool School of Tropical Medicine. Muchas mujeres en el mundo no tienen acceso a la información y a la adquisición de estos nuevos medios de protección, que incluso llegan a ser más económicos que los descartables, como toallitas o tampones. “Esto puede ser perjudicial para ellas en la escuela, en el trabajo o en su vida cotidiana”, señalan los investigadores.

Te puede interesar...

Elaboradas en silicona o en látex, las copas se insertan en la vagina para recoger la sangre menstrual. Deben ser vaciadas cada cuatro a doce horas. Si se utilizan bien, no hay riesgos de infección.

El estudio también analizó el costo de las copas menstruales. En algunos países, cuestan menos de un dólar y son de 5 a 7% más caras que una caja de de 12 toallas o tampones. En la Argentina, rondan entre los 300 y los mil pesos, dependiendo de la marca. A largo plazo son mucho más económicas porque se reutilizan y duran hasta diez años.

Hay dos y hasta tres tamaños de copas. Las más chicos se utilizan para adolescentes y para mujeres que no han pasado por un parto. Pero depende el tamaño de cada una.

La copa se debe esterilizar entre período y período. Se recomienda hervirla en agua 3 minutos mínimo (y no más de 5 minutos). En Youtube hay muchos instructivos para utilizarla correctamente y del cuidado al manipularla depende mucho la comodidad que sienta la mujer. Una copa menstrual debería no doler ni sentirse, al igual que un tampón.

Hay riesgos, pero parecen mínimos

Cinco casos de síndrome de choque tóxico menstrual fueron observados en este estudio, pero dado que se desconoce el número total de usuarias de copas menstruales, los investigadores no pudieron determinar si el riesgo era más elevado que el de los tampones.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído