La crisis también llegó a la Feria del Parque Central

Las ventas bajaron y hay personas que quieren poner un puesto.

Natalí Ruiz de Galarreta

ruizn@lmneuquen.com.ar

Neuquén. La pérdida de poder adquisitivo generó una baja en la actividad económica, incluso en el sector de las ferias populares, que se convirtieron por años en la primera opción de compra para muchos bolsillos exigentes. Desde el sector informaron que el nivel de ventas viene “malísimo” y, a la par, comentaron que crecen los pedidos para convertirse en feriante de fin de semana.

La coordinadora de la Feria del Parque Central, Ruth Schettino, indicó que a partir del desfavorable contexto económico que se vive en los últimos meses, aumentó el pedido de vendedores de la feria para vender “cualquier cosa”.

Aseguran que algunos feriantes se fueron porque no les convenía pagar el flete para traer sus productos hasta el Parque si las ventas no eran buenas.

Vendedores

“Viene mucha más gente a pedir puestos. Estos últimos meses tuvimos a muchos que vinieron a pedir para tener su puesto acá porque realmente necesitan vender algo, y traen lo que sea que pueden encontrar”, sostuvo la referente. Lo que ofrecen para vender aquellos que lograron ingresar este año es en su mayoría comida de elaboración propia: tortas fritas, empanadas, sándwiches, todo aquello que no demanda una inversión inicial de gran magnitud y que, si no se vende, se puede consumir en casa.

Pero, además, Schettino observó que la actividad en la feria está pasando por un momento delicado. “Es de terror lo que se está viendo ahora. La gente viene a comprar dos manzanitas, dos bananitas, es algo tremendo. La clase media, que es la que nos compra, no está comprando igual”, sostuvo, y agregó que todavía se ve algo de movimiento, aunque la gente bajó su consumo a la mitad.

“Esto yo ya lo viví en el 2001 y fue una miseria total. Y ahora acá recién se está comenzando a ver cómo empieza lo mismo, porque las ventas son muy malas”, dijo Ruth Schettino, Coordinadora de la Feria del Parque Central

Las promociones en la feria del Parque Central hacen que las compras sean más baratas que en otros comercios.

Estación

Si bien se puede considerar que en invierno es común que la actividad del sector baje, al ser una feria al aire libre, la coordinadora aseguró que este nunca fue su caso. “Antes no era así, ahora se está notando porque afecta mucho a los verduleros y a la gente de ropa, que se mantenían igual pese a todo. Uno se da cuenta de que la situación en general está muy mal y que afecta el movimiento que tenemos”, consideró.

El canon

La feria cuenta con unos 200 puestos cada sábado, de los cerca de 300 habilitados para asentarse en el Parque Central de la Ciudad de Neuquén. Es que como la venta está a la baja, muchos consideran que pagar los 700 pesos que cuesta en promedio un flete con los productos desde los barrios periféricos de la ciudad o desde el Mercado Central para traer la verdura hoy no es buen negocio.

Al ser una feria regularizada por el municipio capitalino, para acceder es necesario contar con una serie de requisitos y documentos habilitantes, como libreta sanitaria y certificado de buena conducta emitido por la Policía de la provincia, entre otros.

De todas formas, hace un mes el Municipio cerró las inscripciones para nuevos feriantes y hasta agosto nadie puede sumarse, lo que no quita que la gente siga consultando y pida, aunque sea, quedar en lista de espera.

Habrá que ver si luego de que pase el invierno, el comercio de los feriantes se reactiva con los primeros calores de la primavera o si la crisis se acentúa y nada cambia a la hora de hacer las cuentas de las ganancias del día.

Niegan aprietes de una patota en la Feria del Parque Central.

Cinco años en el nuevo predio

La Feria Central inició sus actividades en el nuevo predio del Parque Central el 20 de enero de 2013.

Luego de 12 años de funcionar en la Vuelta de Obligado, la feria conocida como El Trueque se trasladó a las calles Sarmiento y Vecinalistas Neuquinos, tras la ordenanza sancionada por el Concejo Deliberante. El espacio se reorganizó y se mejoraron las condiciones sanitarias y de seguridad, ya que antes la situación de quienes vendían era realmente muy precaria y desordenada.

La pobreza podría ser mucho más elevada

La última medición del índice de precios al consumidor que publica la Dirección Provincial de Estadísticas y Censos de la Provincia del Neuquén dio que en el conglomerado Neuquén capital-Plottier la desocupación llegó a los 5,5 puntos hasta junio. Pero el porcentaje de pobres en la región podría ser mucho más alto que el medido.

Hasta fines del año pasado, última cifra que se conoce, más del 20 por ciento de las personas se encontraban por debajo de la línea de la pobreza en la región, según el organismo.

Pero la necesidad económica por la que atraviesa gran parte de la sociedad se explica cuando se conocen los índices inflacionarios de los últimos meses: en junio la inflación fue del 4,46%, número que supera los niveles de inflación anual de países más estables. Y el acumulado semestral asciende ya al 16,19%, por lo que las metas inflacionarias que se había propuesto el gobierno nacional indudablemente no podrán ser alcanzadas.

LEÉ MÁS

La crisis les llegó a los comerciantes callejeros

La clase media también se las rebusca en las ferias

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído