La devaluación paralizó la compra y venta de casas

Hubo un fuerte aumento de precios y casi no hay transacciones.

POR ALEJANDRO OLIVERA / oliveraa@lmneuquen.com.ar

La compra y venta de casas y departamentos está paralizada en la ciudad, según manifestó ayer Guillermo Reybet, miembro del Colegio de Martilleros de Neuquén. Con la escalada del dólar, el valor de las viviendas se duplicó y trabó muchas transacciones. En medio de la incertidumbre, se registraron rebajas de hasta un 15 por ciento.

El mercado inmobiliario atraviesa un escenario complejo. Muchas operaciones que parecían estar cerradas se cayeron con la volátil variación de la divisa estadounidense, que se utiliza como parámetro para tasar los inmuebles. En tanto, los interesados en adquirir un techo regatean los precios para “hacer valer” la plata, lo que complica aún más a la actividad.

Te puede interesar...

En diálogo con LU5, Reybet explicó que hay dos variables que siempre determinan el valor de las viviendas: los costos de construcción y el precio del dólar. “Cuando el costo de construcción subió más que el dólar, tuvo una variación del 34 por ciento y el dólar un 17 por ciento, las propiedades aumentaban en función del costo. Ahora se dio al revés, entonces es más complicada la situación”, puntualizó.

Ante este explosivo aumento de los inmuebles, contó que la mayoría de los propietarios congeló los valores en dólares por miedo a hacer un mal negocio, aunque resaltó que un pequeño porcentaje ya comenzó a bajar el precio de sus viviendas.

Las declaraciones del agente inmobiliario se condicen con lo que el presidente de la entidad, Nicolás Fundaró, confió a LM Neuquén semanas atrás. “El temor a hacer una mala operación, en tiempos tan turbulentos y de tanta incertidumbre, muchas veces lleva a la gente a no bajar el valor de los inmuebles. Lo que se empieza a ver es que las propiedades que se ofrecen a la venta comienzan a bajar su valor en dólares”, había precisado al respecto.

Por su parte, la presidenta de la Unión de Inquilinos Neuquinos, Pamela Gaita, sostuvo que esto se debe a la presión que ejerce el mercado sobre los bolsillos de los trabajadores. “Si no bajan los alquileres, la gente tiene menos capacidad de ahorro y cada vez se aleja más del sueño de la casa propia”, afirmó. La crisis del sector se refleja en las calles, donde se puede apreciar una gran cantidad de viviendas con el cartel de venta.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído