El clima en Neuquén

icon
14° Temp
46% Hum

La diabetes tipo 2, factor de riesgo para el corazón

El 40% de los pacientes con glucosa elevada tiene ateroesclerosis. Los expertos advierten de la importancia de un abordaje integral.

Un estudio realizado en conjunto por seis sociedades científicas alertó por las estadísticas actuales vinculadas a la diabetes: cuatro de cada diez personas que padecen el tipo 2 presentan diversas enfermedades cardiovasculares, con mayor énfasis en la ateroesclerosis. Por ello, los expertos destacaron la importancia del abordaje integral, con el objetivo de atender aspectos íntimamente relacionados con los factores de riesgo para el órgano que regula el bombeo de la sangre. Históricamente, el control estuvo centrado en la medición de la glucosa.

La presidenta de la Sociedad Argentina de Diabetes (SAD), Silvia Gorban de Lapertosa, señaló la necesidad de avanzar con campañas de prevención: "Las personas con diabetes que no estén logrando un control óptimo de su enfermedad presentan un mayor riesgo cardiovascular; debemos trabajar en conjunto para que las recomendaciones lleguen a todos los involucrados". La especialista, al mismo tiempo, sostuvo que los pacientes deben hablar con su médico personal para tomar medidas a tiempo y prevenir complicaciones mayores; las estadísticas indican que, si los padecientes logran reducir entre un 5% y un 10% su peso corporal, la disminución del riesgo estará en niveles proporcionales.

Te puede interesar...

El médico Alejandro Hershson, que supo desempeñarse como presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC), confirmó que existe "suficiente evidencia científica que apoya la necesidad de reemplazar el concepto ‘glucocéntrico’ -centrado en el control de los niveles de glucosa en sangre-- para adoptar una mirada más integral".

cardiovasculares.jpg

De todas formas, sólo la mitad de los individuos con diabetes tipo 2 alcanza un óptimo control metabólico; a su vez, menos del 20% logra un adecuado control de todos los factores de riesgo cardiovascular en forma conjunta. Aun cuando las guías de tratamiento recomiendan, con un alto nivel de evidencia, el uso de medicación con beneficio para el corazón, demostrado para el control glucémico de las personas con diabetes, únicamente alrededor de un 10% es tratado con medicamentos cardioprotectores. Además, 8 de cada 10 personas con diabetes en nuestro país tienen hipertensión arterial.

"Es por esto que recomendamos controlar los niveles de tensión regularmente y no esperar a tener síntomas o, en su defecto, a que se presente un evento para actuar. El diagnóstico temprano es clave", sostuvo Pablo Rodríguez, que oficia de secretario en la Comisión Directiva de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial.

En la misma línea, Pablo Corral, presidente de la Sociedad Argentina de Lípidos, expresó los peligros que conlleva no frenar los avances de la patología a tiempo: "La enfermedad cardiovascular ateroesclerótica es la causa número uno de morbi-mortalidad en los pacientes con diabetes, siendo los trastornos lipídicos el núcleo central del proceso".

Por último, el profesional añadió que el 50% de los individuos no realiza el tratamiento adecuado en el contexto del desequilibrio lipídico: "La evidencia nos muestra que el control es subóptimo en Argentina. Los motivos de esta realidad son inercia clínica, utilización de dosis inadecuadas de estatinas, falta de combinación de hipolipemiantes y discontinuación de la terapia, entre otras".

La diabetes también puede estar asociada a dificultades renales: según diferentes ensayos, 6 de cada 10 enfermos también cuentan con complicaciones nefrológicas a largo plazo .

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario