El clima en Neuquén

icon
32° Temp
12% Hum
LMNeuquen tapabocas

La diseñadora neuquina que hizo de los tapabocas un objeto de moda

De diferentes colores, con bordados, piedras, apliques. Se empezaron a usar para salir de casa, pero ahora ya se busca que combinen con el atuendo. 

La diseñadora neuquina de alta costura Johanna Decuzzo tiene una larga trayectoria en la confección de vestidos de novia. Este año, la cuarentena la dejó sin fiestas, pero de ninguna manera la iba dejar sin trabajo, dispuso de sus magníficas telas para realizar tapabocas que se convirtieron en verdaderos “objetos de moda”.

En marzo, Decuzzo aún estaba en plena época de bodas. Con mucho trabajo, de aquí para allá, logró hacer su última entrega de cinco vestidos de fiesta para el mismo casamiento y al otro día se declaró la cuarentena obligatoria.

Te puede interesar...

ON - Diseñadora barbijos (5).jpg

Los primeros días del aislamiento para ella fueron, como para muchos, momentos de descanso y reserva en el hogar, pero después fue en búsqueda de la manera de mantenerse a pleno con su actividad.

“Me contactaron porque buscaban voluntarios para coser barbijos para donar. Empecé haciéndolos, no tenía focalizado hacerlos para vender, sino que necesitaba estar activa porque no sé hacer otra cosa”, describió la diseñadora neuquina.

Embed

En ese proyecto se fueron los primeros 200 tapabocas y enseguida empezaron los encargos de amigos y clientes. Todas las mercerías y locales de venta de telas estaban cerrados, por lo que Decuzzo tuvo que buscar entre sus géneros, que en general eran para vestidos de fiesta.

Y aunque el año pasado fue la diseñadora de modas elegida por Vicky Xipolitakis para confeccionarle un vestido para ir al programa de Mirtha Legrand y para el festejo del primer año de su hijo, en este 2020 no dudó en poner manos a la obra y convertir los tapabocas en una prenda de moda para miles de neuquinas y neuquinos.

ON - Diseñadora barbijos (7).jpg
Telas, apliques y pines en barbijos.

Telas, apliques y pines en barbijos.

Inicio

“También tenía un pequeño stock de lonas coloridas que me sirvieron para los primeros barbijos infantiles. Y desde abril la confección se convirtió en un boom”, describió la emprendedora.

La demanda comenzó a subir, y en los primeros días de cuarentena y luego de aislamiento llegó a realizar 40 tapabocas por día. Y hasta hoy ya lleva vendidos más de 5 mil.

Confecciona tapabocas en telas clásicas, pero también bordados, con tules, broderie y hasta micropahiet, que son las telas que se usaron en vestidos de novias y fiesta. Brillos, colores, telas teñidas, también con apliques de flores. “La demanda es infinita”, aseguró la diseñadora quien además contó que los más buscados son los confeccionados en telas floreadas, estilo románticos, y mejor aún si son bordados.

ON - Diseñadora barbijos (12).jpg

Tiene diseño para todas las edades y hasta alternativas que evitan que se empañen los anteojos.

En mayo y junio la demanda fue altísima, ahora bajó un poco porque muchos ya cuentan con sus barbijos aunque sus “fieles clientas siguen esperando innovación”.

ON - Diseñadora barbijos (13).jpg

“Me siguen pidiendo barbijos nuevos, con diseño, de diferentes colores, bordados. Inicialmente el que se usaba solo para poder salir de la casa en cuarentena, pero ahora ya es un objeto de moda y la gente me los pide pensando en que combinen con su vestuario”, expresó.

Los valores de estos especiales barbijos arrancan en los 400 pesos y los bordados pueden alcanzar los $1900. Todo depende de las horas de trabajo que requieren.

“Durante varios meses únicamente con la confección de los barbijos mantuve las cuentas, y también la autoestima. Sentirse que uno está activo a pesar de la incertidumbre de no tener un sueldo fijo. Y con el correr de los meses incorporé diseño y bordados, que es lo que más me gusta”, repasó Decuzzo.

A su lista de producciones sumó prendedores, con diseños solicitados por sus clientes, y pines como complemento de los tapabocas. “Pude ir renovando las ideas y a partir del tapaboca lancé una línea de ‘salva orejas’, un accesorio hecho en impresora 3D, flexibles, que se coloca en las tiras de los tapabocas y protege las orejas”, describió la diseñadora.

Embed

También lanzó una línea de alfileteros imantados en colores rosas y otra de diademas -vinchas- bordadas. Los barbijos confeccionados por esta diseñadora local también se fueron hasta Córdoba, Buenos Aires y Rosario y aún tiene más ciudades por alcanzar.

“A pesar de que nuestro rubro lleva 8 meses sin trabajar, me siento muy feliz de haber podido reinventarlo, siempre dentro de mi estilo y con mi impronta”, expresó la diseñadora.

ON - Diseñadora barbijos (2).jpg

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

5.0228310502283% Me interesa
73.51598173516% Me gusta
8.675799086758% Me da igual
7.7625570776256% Me aburre
5.0228310502283% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario