El clima en Neuquén

icon
22° Temp
42% Hum
LMNeuquen clientes

La fábrica de pastas de autor que propuso crear un restaurante en cada casa

Plan Gourmet lleva diez años en Neuquén. Cada semana cambia su menú para sorprender a clientes nuevos y antiguos.

La cuarentena estricta que comenzó el 20 de marzo se tradujo, para muchos, en un regreso a las cocinas. Sin restaurantes abiertos y con más tiempo entre las manos, muchos refinaron el paladar y apostaron a adquirir nuevas habilidades culinarias que les permitieran disfrutar de un plato gourmet sin salir de casa. En ese contexto, una fábrica de pastas de autor logró ganarse un lugar en la mesa de muchos neuquinos.

En septiembre, Plan Gourmet cumplió 10 años de vida. Aunque su crecimiento fue constante, la pandemia parece haber afianzado el gusto de la población por esta propuesta, que incluye un menú de pastas de autor que se modifica cada semana para sorprender tanto a los antiguos clientes como a los que recién descubren los locales.

Te puede interesar...

El proyecto surgió hace una década, luego de que Ramiro López y su pareja Florencia Ponce decidieran darle una vuelta de tuerca a un fragmento de la tesis que había escrito él para recibirse de técnico superior en gastronomía. “Con el correr de los años, si bien siempre hicimos pastas, fuimos mutando hasta convertirnos en lo que somos hoy”, destacó ella y los definió: “Somos una empresa familiar dedicada a la fabricación de pastas de autor, congeladas, sin conservantes, aditivos ni colorantes artificiales, que todas las semanas cambia de menú y siempre busca sorprender”.

La llegada de los meses fríos y la falta de competencia de propuestas gourmet por parte de los restaurantes generaron un incremento de la demanda, que los llevó a aceitar más que nunca los mecanismos de distribución. Si bien siempre habían trabajado con delivery, las restricciones a la circulación los obligaban a llegar cada vez a más barrios. El objetivo era acercar las pastas de autor a los freezers de los neuquinos, que querían tener siempre a mano una cena gourmet.

AM-plan-gourmet-(13).jpg

En su menú semanal, la fábrica puede sorprender con raviolones de cerdo a la mostaza antigua, de camarones con manteca y morrón o de salmón rosado. Otras veces ofrecen sorrentinos de parmesano y nuez, o aportan un estilo mexicano con un relleno de pollo con jalapeños. Los interesados consultan las redes sociales de Plan Gourmet para saber qué pueden comprar cada semana, mientras que los más fanáticos reciben las propuestas a través de mensajes de Whatsapp.

La clave del éxito parece estar en la practicidad. La fábrica vende las cajas de pastas congeladas y sachets cerrados con las salsas ya listas para freezar o calentar. Así, la cena gourmet se hace sólo con una olla de agua hirviendo y unos segundos de cocción en el microondas.

AM-plan-gourmet-(5).jpg

La pasión de los dueños por la cocina se trasluce también en las salsas. Elaboran cremas de champiñones al jerez, de manteca con curry al estilo indio, de cebolla estilo tailandés, de barbacoa o cremosa de espinaca. La innovación se sostiene incluso después de una década de cocinar para los paladares neuquinos.

“Nuestro producto tiene la particularidad de que podés sacar del freezer un producto digno de cualquier restaurante y cocinarlo de manera sencilla, creo que les brindamos un pedacito de sabor gourmet que el aislamiento les impedía disfrutar de otro manera”, sostuvo Florencia para describir la esencia del emprendimiento, y quizás la razón por la cual se repiten las recomendaciones de su local.

“Los neuquinos somos exigentes, nos gusta comer bien”, afirmó la emprendedora. Por eso, en Plan Gourmet siempre se destacan las propuestas con ingredientes más exclusivos, que se suman a las propuestas clásicas de otras fábricas de pastas, siempre con un toque gourmet.

Aunque la pandemia potenció la idea de crear un restaurante en casa y revalorizó así las opciones de la fábrica, lo cierto es que los dueños del negocio tuvieron que enfrentar también los faltantes de insumos, las complicaciones para recibir ingredientes y los cambios vertiginosos que sufrían los precios.

AM-plan-gourmet-(1).jpg

Incluso en ese contexto, la idea de vender pastas de autor se fortaleció a tal punto que Florencia y Ramiro optaron por abrir una segunda sucursal: un local en la calle Belgrano que apunta a llegar de forma más accesible a los habitantes del centro. Este nuevo espacio se complementa con el punto de venta que ya funciona en la calle San Luis al 1300.

En un año difícil para los trabajadores de muchas actividades económicas, los dueños del emprendimiento encontraron un impulso para crecer. Sin embargo, en muchos casos se vieron perjudicados por las medidas de distanciamiento social, que desmotivaban a los clientes a comprar en su local.

“Lo que más nos afectó fue la restricción de los domingos”, dijo Florencia y agregó: “Tenemos muchos clientes que tenían el ritual de venir la local a buscar la pasta del domingo y bueno, debido a la nueva normalidad era imposible”.

Con una caída en el número de contagios y más permisos para circular, son más los que pueden concurrir a las sucursales a llevarse las pastas y las salsas. Mientras tanto, la pandemia parece haber ayudado a que el emprendimiento fortalezca aún más su servicio de distribución. “Siempre priorizamos que los clientes puedan quedarse y recibir su pedido”, indicó Florencia.

Si bien los restaurantes ya funcionan con sus propuestas gourmet, la pandemia parece haber revalorizado el papel de las cocinas como punto de encuentro y disfrute para los neuquinos. Con la presencia de más recetas, más tiempo para cocinar y nuevos hábitos de consumo, los emprendedores como ellos salieron airosos del confinamiento.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

4% Me interesa
92% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
4% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario