El clima en Neuquén

icon
Temp
80% Hum
La Mañana Conflicto

La gente se apura a hacer casas en loteos sin aprobar

En Centenario, 16 de 37 están autorizados. Recomiendan asesorarse.

Adriano Calalesina

adrianoc@lmneuquen.com.ar

Te puede interesar...

Neuquén.- El apuro por construir la casa propia lleva a veces a cometer errores. Comprar terrenos que no están autorizados es uno de ellos. Sobre todo si los desarrolladores no cumplen con las promesas que se ven en los carteles de venta, como llevar todos los servicios.

Centenario es una de las zonas que más se ha desarrollado en loteos residenciales en los últimos 15 años, junto con los alrededores de Neuquén capital y Plottier. Cuenta con 16 loteos autorizados, 13 que están en obras, y 8 pedidos de fraccionamiento de tierras a evaluar. Todos están dentro de la zona nueva a urbanizar, en los exquisitos lugares donde antes de 2012 legalmente había chacras.

La totalidad de los loteos fueron aprobados durante varias gestiones municipales que van desde las del los ex intendentes Adrián Fernández, Luis Castillo y Adrián Cerda, del MPN, hasta las dos que transitó el ex jefe comunal del Partido Justicialista, Javier Bertoldi.

En la actual gestión del intendente Esteban Cimolai aún no hay loteos autorizados que se hayan desarrollado en estos dos años, pero hay 13 que están avanzados.

Todavía existen “puntos negros” que no se han resuelto, como un loteo dentro del corazón de la zona rural, en las calles 20 y 2, llamado Esandi, que es una suerte de condominio, pero es una excepción a la regla donde no hay servicios legalizados. Se empezó a desarrollar en 2008 pero nunca fue aprobado y los vecinos quieren judicializar el caso hace tiempo.

Si bien hay 16 desarrollos que están autorizados, no todos se encuentran en las mismas condiciones en cuanto a los servicios. Algunos fueron aprobados por la vieja ordenanza 328/90 y otros, por las nuevas normativas de la 6427/13.

La mayoría no tiene cloacas y esto se debió a las excepciones que hicieron los distintos gobiernos para autorizarlos y esperar los fondos para un servicio que es caro.

“La idea es que todos los desarrolladores aporten en un fondo para hacer las cloacas, no sólo de los loteos que están aprobados, sino también de los que están en marcha”, explicó a LMN Sergio Rodríguez, director municipal de Planificación y Desarrollo Urbano.

En 2016, un equipo técnico municipal se reunió con los principales desarrolladores de algunos de los 37 loteos y acordó la puesta en marcha de un fondo común para comenzar con el tendido cloacal por zonas. Según el cálculo de la comuna, para unos 20 proyectos eran $48.481.659. Hoy podría costar un 40% más.

Los loteos abiertos autorizados en la ciudad vienen desde el 2000 hasta el 2016. Son Costa del Río Neuquén (excepción en 2009), Herrerías, Mondino, Tappata, Lobrecich, Mercer, Perticone, Caprichos del Sol, Los Eucaliptus (por excepción en 2007), Rincón del Valle, Fulcinitti, Seminara y Tierra Mansa.

También hay tres loteos privados que fueron los únicos aprobados en la historia, ya que la nueva ordenanza no lo permite. Son Santa Ángela III (por excepción en 2007), La Comarca y Los Olivos, estos últimos autorizados hace unos 18 años y resistidos en su momento por la Cámara de Productores.

Centenario tuvo dos estudios grandes de desarrollo territorial. Uno en 2007, cuando la presión inmobiliaria empezó a llevarse puestas a las chacras más cerca del Casco Viejo, y el otro en 2012, en los principios de la fiebre petrolera de Vaca Muerta.

loteos

Fuertes controles a los que construyen fuera de la ley

Construir fuera de las normas de edificación se ha hecho una costumbre en estos tiempos, ya sea por falta de dinero o de asesoramiento. Pero desde la comuna quieren desterrar algunos vicios y evitar las excepciones a vecinos.

Hace pocos días, un vecino realizó una queja municipal por no poder construir en un loteo que aún no está habilitado. Adujo razones económicas y tiempo.

Por la intervención municipal y los organismos de contralor, la obra fue paralizada. Incluso, según pudo saber este diario, con presencia policial en el terreno (ubicado en el Casco Viejo) y con los albañiles discutiendo con policías para frenar los trabajos en una platea.

Construir dentro de las normas lleva tiempo y dinero. Hay que sacar un permiso de obra, presentar planos aprobados por un arquitecto y tener la aprobación de la Dirección de Obras Particulares.

La mayoría de los vecinos edifica como puede, ya que no todos pueden sacar un crédito hipotecario y tener un trabajo estable. Pero las instituciones y empresas deben cumplir las formalidades.

Hace poco el Municipio paralizó la obra de un gimnasio que estaba realizando el colegio secundario Virgen de Luján (público de gestión privada), administrado por la Fundación Padre Jacinto Stábile.

El colegio no presentó planos aprobados y los vecinos cuestionaron el desarrollo de la obra.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario