El clima en Neuquén

icon
16° Temp
28% Hum
LMNeuquen hisopado

La guardia COVID y lo que se vive al hacerse un hisopado

LMN fue testigo de lo que ocurre en esta pandemia en los centros de salud. Recomiendan llamar al 0800 Covid para sacar turno para el hisopado.

Las guardias de los hospitales y centros de salud están en el cnetro de la escena en medio de la pandemia. A diario, cientos de personas se acercan para realizar consultas de enfermería o por un cuadro gripal y se mezclan con sospechosos por COVID. Hay caras de preocupación por no saber si se exponen a semejante riesgo de contagio.

Unas ocho personas esperan su turno para hisoparse. Aunque se puede entrar de a tres a la sala de la guardia todos eligen esperar afuera donde el aire es libre de partículas. La fila se mueve lenta porque, adentro, los médicos no dan abasto entre las consultas. La impaciencia gana terreno, pero el silencio es el predominante. Muchos llevan dos horas esperando y no han avanzado ningún lugar. Es el Centro Médico del barrio Progreso.

Te puede interesar...

Cada una hora, aproximadamente, el personal de limpieza del lugar cierra las puertas y le pide a la gente que aguarde en el exterior. Con guantes, mascarillas, barbijos, ambo, gorro y protectores en los pies, una mujer desinfecta el lugar. Baldea los pisos y rocía asientos, manijas y hasta los vidrios con alcohol diluido.

Decenas de preguntas surgen entre los pacientes, aunque ninguna de ellas tiene respuestas. Cuando dicen que la situación de las guardias por covid es crítica y que el personal ya no alcanza para atender la cantidad de casos de la ciudad, parece ser una realidad. Más allá de los encargados de limpieza, nadie se asomó a ver la situación en la sala de espera.

Incluso el guardia de seguridad observa todo desde una casilla a varios metros del lugar.

La calma y el silencio en la guardia se rompió cuando un hombre llegó sin preguntar y, sin hacer la fila, golpeó la ventana de los médicos para ser atendido. Aunque las miradas de los pacientes se dirigieron hacia él, nadie se atrevió a acercarse y decirle al impaciente que debía esperar su turno.

Lejos de generar tranquilidad, el distanciamiento social se rompió y los que hasta hace pocos segundos se encontraban divididos por más de un metro de distancia se amontonaron para asegurarse de que el hombre, que tosía, respete su turno.

Al mismo tiempo, una mujer sale del interior de la guardia covid y con claras muestras de dolor después de someterse al hisopado.

unidad-covid-hospital-castro-rendon-05.jpg
La guardia covid y lo que se vive al hacerse un hisopado

La guardia covid y lo que se vive al hacerse un hisopado

“La verdad es que estamos desbordados, la situación es compleja y la gente no respeta mucho los protocolos establecidos”, aseguró uno de los enfermeros del lugar después de invitarla a retirarse hacia su casa, donde debía esperar aislada el resultado del test.

Pese a que hay al menos seis criterios distintos para darle luz verde a los hisopados, desde el 0800 covid recomiendan que llamen para consultar antes de presentarse en los Centros de Salud para hacerse el hisopado. “De esa forma pueden verificar si es necesario hacer el hisopado, pero además para tener un turno y que la situación sea mucho más ordenada y no recaiga sobre los médicos del lugar” explicaron.

El momento de la verdad

Una vez adentro de las salas de enfermería, los pacientes tienen que llenar una planilla con datos personales, síntomas y posibles casos de contacto estrecho en los últimos días. Además son necesarios los datos de lugar laboral por si el estudio da positivo.

Mientras uno de los enfermeros solicita los datos, otro de ellos prepara un tubo donde guardará la mezcla. Con máscaras y barbijos le piden al paciente que se siente en la camilla. El hisopado tiene dos partes. La primera- y menos traumática- consiste en levantarse el barbijo para descubrir la boca. Hay que sacar la lengua diciendo “Ah” hasta el cansancio, mientras el hombre que está enfrente toma la muestra de la garganta. Es un segundo en el que se siente una pequeña molestia similar a quemarse tomando un té que no se terminó de enfriar.

La parte más complicada es la segunda. El paciente debe levantar la cabeza y apoyarla contra la pared, de forma que el orificio nasal quede a disposición del enfermero.

image.png
La guardia covid y lo que se vive al hacerse un hisopado

La guardia covid y lo que se vive al hacerse un hisopado

Allí el especialista agarra el hisopo y lo introduce por la fosa nasal en dos etapas. La primera es para hacer tope en la altura del tabique y la segunda para hacer presión atravesar esa cavidad. “Crack”, se escucha y pasa el hisopo. Acto seguido, escarba el lugar rasgando las paredes de la nariz y lo retira. En algunos casos el muestreo es más limpio y no duele más que unos segundos. Sin embargo, hay casos en que aparece la sangre y el dolor por unas horas.

Sea cual sea la ocasión, no hay nadie que niegue que el hisopado por covid se trata de una experiencia invasiva para el cuerpo, pero necesaria si existe la sospecha por coronavirus.

“En más de una oportunidad me pregunté para que me fui a hisopar. De todas formas la pregunta se responde por sí sola, si no estoy seguro de estar sano puedo contagiar a otra gente y hacer que ellos atraviesen lo que está pasando esta gente”, aseguró Pablo a LM Neuquén tras realizar el testeo.

Una vez que termina el proceso llega la más estresante. “Los sistemas están tan colapsados que tarda entre tres y cuatro días en tener el resultado de la muestra”, aseguró uno de los enfermeros. “Durante esos días hay que estar aislados hasta tener el resultado definitivo”, agregó.

“Si no tenés síntomas graves esperar no es tan complicado. Es simplemente estar aislado, que te lleven la comida y no salir bajo ninguna circunstancia”, contó el joven hisopado a LMN.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

68.686868686869% Me interesa
2.020202020202% Me gusta
1.010101010101% Me da igual
5.0505050505051% Me aburre
23.232323232323% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario