El clima en Neuquén

icon
22° Temp
26% Hum
LMNeuquen misión

La histórica misión China ya está en la órbita lunar

La sonda juntará piedras y polvo del satélite natural. Su objetivo será traer piedras y polvo de la superficie del cuerpo celeste para diciembre.

La sonda Chang’e 5, de China, entró en la órbita lunar y se prepara para su histórica llegada al satélite de la Tierra. Su objetivo será traer piedras y polvo de la superficie del cuerpo celeste para diciembre y además, servirá como prueba de cara a una misión tripulada del gigante asiático a la Luna.

El martes, la Administración Espacial Nacional China lanzó con éxito la nueva misión no tripulada Chang’e 5, que ya ingresó a la órbita lunar y buscará recoger muestras de polvo y rocas lunares para traerlas a nuestro planeta. Solamente hay un antecedente de una operación así, hace 44 años, protagonizada por la antigua Unión Soviética.

Te puede interesar...

La nueva tarea constituye la nueva etapa del ambicioso programa espacial chino, que hizo aterrizar una nave espacial en la cara oculta de la Luna a principios de 2019 y tiene como meta final llevar astronautas a nuestro satélite natural para el año 2030.

A diferencia del programa soviético, donde la sonda efectuaba directamente el trayecto Luna-Tierra después de recoger las muestras, la misión Chang’e 5 utilizará un método más arduo. La nave espacial es un complejo aparato que comprende cuatro partes: un orbitador, que permanecerá en la órbita lunar; un módulo de aterrizaje, que alunizará en el satélite; un módulo de ascenso, que irá del suelo hacia la órbita lunar y que luego acoplarse la última parte, el orbitador cápsula que regresará a la Tierra.

A-china-ciencia-y-vida.png

Los científicos chinos determinaron que la nave aterrice en el área de Mons Rumker de la enorme llanura volcánica Océano de tormentas, partes de la cual fueron exploradas por varias otras misiones de superficie. Se trata de un gran macizo montañoso situado a una altura de más de 1.000 metros en la cara visible del astro lunar y que alberga rocas que se formaron hace 1.200 millones de años. En este sentido, la misión ayudará a comprender lo que estaba sucediendo al final de la historia de la Luna y cómo evolucionaron la Tierra y el sistema solar.

El módulo de aterrizaje estudiará sus alrededores con cámaras, un radar de penetración terrestre y un espectrómetro. Pero su trabajo principal es capturar alrededor de dos kilogramos de material lunar, algunos de los cuales se excavarán hasta dos metros bajo tierra. Este trabajo se realizará en el transcurso de dos semanas, o un día lunar, una fecha límite firme dado que el módulo Chang’e 5 funciona con energía solar y no podrá operar una vez que caiga la noche en su ubicación.

Luego, el módulo de aterrizaje transferirá sus muestras al vehículo de ascenso, que las lanzará a la órbita lunar para un encuentro con los otros dos elementos de la misión, un módulo de servicio y una cápsula de retorno a la Tierra. El material lunar se cargará en la cápsula de retorno, que el módulo de servicio transportará de regreso a la Tierra, liberándolo poco antes de un aterrizaje programado para el 16 o 17 de diciembre.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

26.923076923077% Me interesa
57.692307692308% Me gusta
0% Me da igual
11.538461538462% Me aburre
3.8461538461538% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario