El clima en Neuquén

icon
19° Temp
38% Hum
La Mañana Suelo

La incontinencia urinaria: un tema tabú pero habitual

Se celebra el día internacional de esta afección que sufren millones de personas en el mundo.

El embarazo, la obesidad y la práctica de deportes de alto impacto, son los factores principales que afectan la musculatura del suelo pélvico. Y el debilitamiento que genera generalmente suele disparar un afección que tiene a maltraer a muchas personas en el mundo: la incontinencia urinaria. No sólo porque obliga a resolver una coyuntura particular, como que se escape un poco de pis, sino porque puede provocar en quien le ocurre un trastorno psíquico y emocional.

Los especialistas destacan que hay tres formas de incontinencia: por esfuerzo (al toser, reír, estornudar o esfuerzo físico), de urgencia (deseo muy intenso e incontrolable de orinar) y mixto (una combinación de las anteriores). “El suelo pélvico es el conjunto de músculos y ligamentos antigravitatorios en la base de la pelvis”, explica la ginecóloga Carolina Suárez, directora de Uroginec, quien destaca, además, que el suelo pélvico debilitado puede también causar dolor durante las relaciones sexuales, generar anorgasmias.

Te puede interesar...

Existen tratamientos que, cuanto antes se implementen, aumentan su eficacia, como los ejercicios Kegel. “Son trabajos físicos sencillos que activan la musculatura del suelo pélvico como si tuviésemos la intención de contener la orina”, apunta la kinesióloga Valentina Urbina, de la clínica de BTL Aesthetics. Y también hay otros tipos de tratamientos que, más allá de las ejercitaciones, se pueden realizar con aparatología específica.

“Lo más efectivo para estos casos -indica el urólogo especialista en medicina regenerativa, Jorge Elías- es la tecnología HIFEM®: una silla que permite tratar y fortalecer el suelo pélvico de forma no invasiva y en pocas sesiones. Mientras el paciente permanece vestido durante todo el procedimiento, la silla EMSELLA a través de un campo electromagnético de alta intensidad activa las neuronas motoras en el suelo pélvico contrayendo los músculos de la zona en profundidad”.

El ejercicio es el mismo que el Kegel, pero provocado por el aparato. Según los técnicos, una sesión equivale a 11.200 contracciones imitando los ejercicios Kegel.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

79.166666666667% Me interesa
16.666666666667% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
4.1666666666667% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario