El clima en Neuquén

icon
17° Temp
53% Hum
La Mañana Isla 132

La Isla 132: dos fotos con una diferencia de 60 años

Los cambios que tuvo el espacio público más visitado de Neuquén a través de una postal vieja y una actual.

La imagen muestra a una isla prácticamente desierta rodeada por un río con su cauce principal y un brazo secundario que la separa del resto del territorio, formando una herradura o un círculo incompleto.

Probablemente la fotografía, que pertenece al archivo municipal y fue publicada hace poco por la revista Más Neuquén, haya sido tomada a mediados de la década del 60 para registrar una porción de tierra que por aquel entonces era prácticamente desconocida, pero con el paso del tiempo se convertiría en uno de los espacios públicos más lindos que tiene la capital neuquina: la Isla 132.

Te puede interesar...

Hay indicios que ayudan para acercar la fecha de esta hermosa postal que refleja una ciudad distinta, un pueblo que recién empezaba a crecer. En la costa norte se puede observar el balneario municipal, construido durante la gestión del intendente Aníbal García e inaugurado en 1962, como una necesidad de contar con un lugar seguro para que los neuquinos disfrutaran las temporadas de verano. Pero también se puede observar el cauce principal del Limay que pasa enorme en su extensión, lo que indica que probablemente la represa del Chocón todavía no se había construido (fue inaugurada en 1973).

Balneario-Municipal.jpg
El balneario municipal se contruyó para que los neuquinos tuvieran un lugar seguro para la recreación (Revista Más Neuquén)

El balneario municipal se contruyó para que los neuquinos tuvieran un lugar seguro para la recreación (Revista Más Neuquén)

Es una imagen impactante porque los alrededores de la isla muestran a un sector de la ciudad que aún mantenía chacras productivas y la urbanización todavía no había llegado hacia el sur, seguramente por los peligros que representaba el río y las amenazas de las crecidas.

La reciente inundación de 1958 que había dejado a toda la zona bajo agua y que obligó a la evacuación de centenares de familias hasta los lugares más altos (así nació el barrio Sapere) era la mejor advertencia para frenar cualquier intento de urbanización en toda esa zona inundable y peligrosa.

Isla 132 (foto antigua).jpg

También se puede observar a la izquierda el brazo del Limay que tiempo después recibió en su costa a una serie de clubes que se convirtieron en lugares muy populares, aunque El Biguá, el más antiguo de todos ellos estaba funcionando cuando se tomó esta fotografía, ya que fue creado a principios de 1942.

Con el río regulado, a través de estos clubes y del balneario municipal, miles de personas cruzaron a la isla, aunque hasta avanzados los 2000, el predio no tenía encanto alguno. Era solo una porción de tierra agreste, forestada únicamente en algunos sectores de la costa y sin más servicios que los paisajes que ofrecía la naturaleza.

drone isla 132 (2).JPG

La imagen tomada 60 años después muestra de manera clara cómo se transformó aquella desconocida isla y cómo también la ciudad que había crecido de espaldas al río comenzó a avanzar rápidamente hacia el sur dejando de lado las chacras y el aspecto rural que había en todos los alrededores.

Los puentes que se construyeron permitieron el acceso a través de la empresa Cordineu, que en 2004 comenzó a trabajar en el desarrollo de las 54 hectáreas hasta convertirla en un lugar icónico de la capital neuquina.

Los edificios, los paseos peatonales, la forestación, los espacios destinados a la gastronomía y los parques con diseño paisajístico cambiaron definitivamente su fisonomía y permitieron que hoy todos conozcan y hablen de la vieja Isla 132.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario