La Isla Jordán volvería a ser balneario el próximo verano

El intendente afirmó que realizarán obras de mejora del lugar y se podrá habitar como balneario cuando se consiga el vertido cero de afluentes.

El intendente Claudio Di Tella anunció que están trabajando en un proyecto de obra para poner a punto a la Isla Jordán y prepararla para volver a habilitar toda la zona como balneario. La intención es que en diciembre los cipoleños ya puedan bañarse en el río Negro.

En diálogo con LM Cipolletti, el intendente Claudio Di Tella contó que ya están trabajando en el plan de obras para poner a punto la zona rivereña de la Isla Jordán y prepararlo para quedar habilitado como balneario. Esta propuesta deberá estar de la mano con la terminación de la ampliación de la planta de tratamiento de líquidos cloacales que podrá cumplir con el vertido cero al río.

Te puede interesar...

“Este año está previsto que se termine la obra en la planta cipoleña, y estaremos en condiciones de cumplir con el vertido cero de afluentes al río. Una vez finalizada esta obra y puesta en funcionamiento, disminuirá de forma considerable la afluencia de líquidos cloacales al cauce del río Negro y su nivel de contaminación, por lo que podrá volver a habilitarse la Isla Jordán como balneario recreativo”, indicó Di Tella.

Agregó que el plan integral de obras para el sector tiene como objetivo adelantarse y estar preparados para esta fase, cuando el río esté en condiciones de recibir a los bañistas.

“Cuando se pueda habilitar la zona como balneario, deberíamos tener el predio listo, con un sector de playa, de fogones, con baños, estacionamiento y espacios verdes. La obra de la planta está prevista que quede terminada y en funcionamiento a fin de año y en sintonía debería estar la zona balnearia”, relató el intendente.

Dos décadas sin poder disfrutar del río

En diciembre pasado se cumplieron 23 años desde que se declaró a la zona de la Isla Jordán como no apta para el uso recreativo por el alto nivel de contaminación de sus aguas, debido a la gran cantidad de afluentes cloacales que eran descargados en las aguas del río Negro. Esta era consecuencia de crecimiento demográfico de Cipolletti que no fue acompañado por una expansión de la planta de tratamiento de líquidos cloacales.

El cartel que informa sobre la prohibición de bañarse dejó una postal triste para todos los vecinos.

Pese a la recomendación de no utilizar el agua de forma recreativa, el lugar reciba miles de visitantes que aprovechan las arboledas y los extensos parques para comer asados y disfrutar de las tardes de verano. Además, se habilitaron piscinas públicas para que los cipoleños pudieran refrescarse ante la imposibilidad de usar el río.

En el próximo verano, si se cumple con el plan de obras estipulado, la triste postal podría quedar en el pasado y toda la comunidad se podrá volcar a las aguas del río más caudaloso de toda la Patagonia.

LEÉ MÁS

El predio de la ex U9 será un parque verde sin edificios

En Las Grutas liman el acantilado por derrumbes

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído