La lluvia dejó a más de 4 mil chicos sin ir a clases

Hubo 12 escuelas cerradas en la ciudad, la mayoría en el oeste.

Neuquén
Más de 4 mil chicos de la ciudad se quedaron sin clases ayer por la lluvia y la acumulación de agua en las calles y predios escolares. La mayoría fueron establecimientos del oeste neuquino. Además, el Municipio modificó el recorrido de 14 ramales del colectivo urbano para evitar los tramos complicados para vehículos pesados y asistió con materiales a 117 familias.

Ayer, el Consejo Provincial de Educación (CPE) dejó la decisión del dictado de clases en manos de los directores, según la situación de cada edificio. Por la mañana, cerraron el jardín 44 del barrio Hibepa y la primaria 354 del mismo sector.

También se suspendieron las clases en el turno mañana en las primarias 347 de Cuenca XV, 280 (San Lorenzo Sur), 198 (Villa Ceferino) y 223 (Valentina Sur), todas ubicadas en el oeste de la ciudad. A ellas se sumaron el CPEM 26, de Gregorio Álvarez, y el 29, de Valentina Norte. Otros dos colegios no dictaron clases en todo el día: la primaria 260, del barrio Limay, y la 289, de Mudón.

Además, suspendió sus actividades el CPEM 12, que comparte el edificio con el CPEM 22. Las filtraciones se apoderaron de pasillos y aulas de la planta alta del colegio. Las pérdidas en su mayoría son de vieja data y las autoridades de la escuela se cansaron de solicitar que se reparen. Con las continuas precipitaciones de los últimos días el problema se agravó.

La vicedirectora Moira Alberta señaló que ningún aula está en condiciones para el dictado de clases, ya que presentan goteo por filtraciones y cielorraso roto.

A los 12 colegios capitalinos afectados por la lluvia se sumaron otros 18 establecimientos del interior.

Cambio en recorridos
La lluvia obligó al Municipio a cambiar el recorrido de la mayoría de las líneas urbanas de colectivos. Los ramales afectados fueron el 1, 5 A, 5 Especial, 7 A, 8, 12, 13, 14, 15, 17, 18, 101, 102 y 502. En algunas calles complicadas de los barrios periféricos se dispusieron rondines gratuitos para transportar a los vecinos.

Además, hubo 117 familias que pidieron asistencia con chapas, nylon y colchones desde la madrugada de ayer. Hasta anoche, eran en total 219 los vecinos que solicitaron ayuda desde el comienzo de los días lluviosos.

Cerca del mediodía se cayó un árbol sobre el ingreso de una vivienda en la calle Talero al 600 y debieron retirarlo con las máquinas municipales. Raúl Ricard, director de Defensa Civil, contó que "la lluvia aflojó aparentemente las raíces y por eso cedió".

Se realizaron operativos para asegurar el funcionamiento correcto de todas las bocas de tormenta.
Ricard detalló que "los pedidos de asistencia provienen del sector oeste y en gran parte de la zona de la meseta".


Ayuda
Evacuaron a una mamá y sus 3 hijos

Ayer a la madrugada, una mamá del barrio El Progreso llamó al Municipio para avisar que debía dejar su casa porque entraba agua por la losa.

Un equipo de asistencia la trasladó junto a sus tres hijos a la casa de un familiar en Parque Industrial.

"Nos llamó a las 4:30 porque se le estaba mojando la casa, en Gobernador Peri y Avenida del Trabajador, y los llevamos a los cuatro con la mamá de la señora", relató el director de Defensa Civil, Raúl Ricard.

Hasta anoche, eran los únicos evacuados por la lluvia.

Desde el Municipio indicaron que se encuentran habilitados los centros integrales de Villa Ceferino y Alto Godoy para los casos en que haya familias que necesiten refugio.


En Centenario tuvieron que asistir a 60 familias

Centenario
La llovizna persistente hizo estragos en varios sectores de esta ciudad. A las calles rotas y lagunas que se formaron en los barrios sin asfalto se sumaron las 60 familias asistidas por el municipio de Centenario. En tanto, hubo un solo evacuado, que está fuera de peligro, según se informó oficialmente.

Valeria Bustos, directora de Desarrollo Social de la comuna, informó ayer que esa fue la cantidad de familias que recibieron apoyo, ya sea en casas donde se filtraba el agua o con ropa y calzado.

"Las familias fueron asistidas con nylon, colchones, frazadas y zapatillas, de acuerdo con la evaluación de cada caso. Pero se ha trabajado en forma organizada", explicó la funcionaria.

Los llamados llegaron primero a Defensa Civil, a través del 103, durante estos días. Los reclamos comenzaron en la madrugada del sábado pasado y se espera que haya una guardia mínima permanente para atender los pedidos.

Los lugares más complicados fueron en la segunda meseta (donde es difícil acceder por las pronunciadas pendientes) y el barrio ribereño de Villa Obrera, donde suben las napas freáticas y las casas tienen problemas de humedad.

En algunos sectores intransitables, como la esquina de Coihue y Alfonsina Storni, un camión vactor tuvo que chupar toda el agua de una laguna que no permitía cruzar la calle hacia el Jardín 22. En otros casos, los llamados al corralón municipal y Defensa Civil eran incesantes, sobre todo por la falta de escurrimiento en algunas calles.

Por otra parte, al menos ocho escuelas no tuvieron clases. El CPEM 50, IFD 9, los colegios primarios 360, 59, 358, 282 y el Jardín 22. Algunas habían avisado de la suspensión, pero dieron marcha atrás con la medida.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído