El clima en Neuquén

icon
Temp
69% Hum
La Mañana Nene

La mamá del nene asesinado, en la mira de la Justicia

Los investigadores no descartan su implicación. Se aguardan pericias y testimonios claves.

Para la Justicia, nadie del entorno de pequeño nene asesinado en la toma 7 de Mayo está descartado de plano de la investigación. Se trata del niño de dos años que murió el lunes tras ser violado y golpeado en medio de un ataque sexual sádico por el cual está acusado y detenido su padrastro.

Es parte de la práctica de toda investigación criminal mantener vigentes las distintas hipótesis hasta que haya elementos suficientes para descartarlas, lo que permite ir avanzando o fortaleciendo otras líneas.

Te puede interesar...

La fiscalía de Homicidios, a la cabeza de Agustín García y como fiscal del caso Andrés Azar, han blindado la investigación porque consideran que hay elementos de prueba que obligan a mantener abiertas las distintas sospechas y restan otras medidas como el cotejo del ADN y testimonios que serían clave para allanar el camino y ahondar en mayores certezas, incluso sobre la responsabilidad de la madre del niño.

Sospechas

Primero hay que explicar que los abusos sexuales intrafamiliares no se producen de manera intempestiva y con la extrema violencia que sufrió el pequeño.

Por lo general, el abusador avanza de manera gradual y en la medida que tiene bajo control la situación incrementa la intensidad y violencia.

Si bien toda regla tiene su excepción, en este caso no la habría y hay indicadores que alimentan dicha hipótesis.

El caso en general sería muy similar al de Franco, el nene de tres años que violó durante casi un año Carlos Soñé, su padrastro, y que murió a principios de noviembre de 2002 en la comarca petrolera.

Tanto Soñé como la mamá de la criatura, Alejandra Alonso, terminaron presos porque ambos estuvieron implicados en los abusos y todo el sadismo volcado sobre el cuerpo de Franco. (Carlos Soné: el violador, el niño y el horror)

En este caso, los investigadores tienen los informes forenses de la autopsia realizada al pequeño el mismo día de su muerte que son claves y que mantienen vivas las similitudes con el caso Soñé.

Además, se realizó la extracción de sangre para las pruebas de ADN a Andrés Laurentino, el padrastro acusado de abuso sexual con acceso carnal y homicidio que permanece detenido con prisión preventiva.

El material genético deberá ser remitido a Bariloche por lo que habrá que esperar un par de semanas para tener los resultados que confirmaran si el detenido perpetró el abuso.

Es de manual que la fiscalía solicite una pericia psicológica, es decir que los especialistas determinen tras una serie de entrevistas y test si la personalidad del acusado coincide con un perfil criminal que se investiga.

A su vez, se deben recolectar distintos testimonios y elementos, muchos de ellos que podrían haberse perdido durante el incendio que los vecinos ocasionaron en la vivienda donde se encontraba la escena del crimen.

Ya hubo reclamos de familiares directos que apuntaron hacía la mamá del niño, pero obviamente que esas declaraciones públicas deben ser realizadas en la unidad fiscal, cruzadas con otros testimonios y explorados correctamente para ver si existe algún grado de conocimiento o participación de la madre. Por ahora, solo es una hipótesis que no han descartado los pesquisas.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario