La Marcha del Orgullo, con festejos y reclamos

El colectivo LGBTIQ aplaudió los derechos conseguidos, pero resaltó que todavía falta. Repudiaron los "crímenes del odio".

Neuquén.- Dos centenares de personas pertenecientes al colectivo Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans, Intersexuales y Queers (LGBTIQ) marcharon ayer por las calles del centro neuquino, pidiendo la reforma de la ley antidiscriminatoria, solicitando justicia por las muertes de trans y lesbianas y exigiendo que se terminen los "crímenes de odio".

Alrededor de las 17 comenzaron a acercarse hasta el Monumento a San Martín diferentes organizaciones miembros del LGBTIQ, acompañadas de banderas y pancartas. Lentamente, el sector ubicado a metros del paseo de los artesanos comenzó a llenarse de adultos, jóvenes, adolescentes y niños, y una hora después de lo previsto, cada uno de los protagonistas se concentró sobre la Avenida Argentina para dar inicio a la Marcha del Orgullo.

La columna de manifestantes se estableció detrás de un auto repleto de colores y cintas de concientización, que fue el encargado de guiar a los protagonistas por el circuito establecido. La coordinadora de la Asociación Travestis, Transexuales y Transgénero de la Patagonia (ATTTA), Ornella Infante, fue quien se dirigió a los presentes y mientras marchaban en dirección al Monumento a la Madre, exclamó: "No queremos más muertes, ni más odio a las travestis, lesbianas y gays, no queremos que nos maten, sólo queremos que nos dejen vivir en paz".

En relación con los reclamos que exige el colectivo LGBTIQ, el diputado Jesús Escobar -también presente en la marcha- dijo: "La lucha que llevan adelante es una de las más importantes que se desarrollan en el mundo, que es ni más ni menos que luchar por lo que uno es". Por su parte, la concejal Mercedes Lamarca dijo que desde su partido vienen apoyando las marchas. "Tenemos políticas que acompañan al colectivo LGTB", aseguró.

Entre cantos, aplausos, abrazos, gritos de reivindicación por los derechos conseguidos y reclamos, la movilización concluyó con la lectura de un documento único. Luego estaba prevista la presentación de la cantante Sandra Baffoni y como número final, la actuación de la Tía Marilú, proveniente de Buenos Aires, con un tributo a Lía Crucet.

Duras consignas en contra de la Iglesia


El momento más álgido de la Marcha del Orgullo, que se realizó ayer por las calles de la ciudad de Neuquén, fue cuando los manifestantes pasaron frente a la puerta de la Catedral y se detuvieron un momento para realizar fuertes críticas en contra de la Iglesia católica.

"Basta de racismo y xenofobia, queremos un Estado laico, una educación laica" fue una de las declaraciones que se escuchó entre los presentes.

Agrupaciones de izquierda que acompañaron la marcha también tuvieron fuertes palabras dirigidas hacia la Iglesia católica mediante cantos que decían "Iglesia, basura, vos sos la dictadura" y "No se metan en nuestras camas". Las duras consignas no encontraron ningún tipo de respuesta por parte de aquellas personas que se encontraban en la entrada de la catedral y miraban sorprendidas los cánticos que llegaban desde la manifestación.

Pese a este tenso momento, la marcha continuó su rumbo sin inconvenientes y con mucha tranquilidad. Una vez finalizado el recorrido por el centro neuquino, los manifestantes se posicionaron frente al escenario armado para la ocasión, ubicado a escasos metros del Monumento, y continuaron la tarde entre música y baile.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído