El clima en Neuquén

icon
Temp
43% Hum
La Mañana pacientes

La médica-influencer neuquina que pone el foco en las emociones de sus pacientes

Desde las redes sociales y su consultorio, María Eugenia Sandoval hace hincapié en un abordaje integral para curar a las personas.

Un poco a contramano de lo que sucede en buena parte de los consultorios médicos del país y la región donde los pacientes son abordados de manera segmentada -poniendo el foco en la parte del cuerpo que le generó una enfermedad o dolencia- la médica neuquina María Eugenia Sandoval (matrícula 3927) comenzó una cruzada para crear conciencia respecto a la importancia de una mirada integral que deben tener - por un lado- los profesionales de la salud a la hora de atender y- por otro- las personas en general para poder interpretar los mensajes que les está enviado su organismo.

Ya sea en las charlas gratuitas que realiza vía Zoom, sus intervenciones en las redes sociales o en su consultorio con cada paciente, Sandoval entrelaza sus conocimientos médicos con una escucha atenta para comprender la situación que está viviendo cada personas que recurre a ella y las emociones que la atraviesan.

Te puede interesar...

"A la mayoría de los médicos, cuando nos forman, nos enseñan solo a ver el cuerpo y enfocarnos en los síntomas y la enfermedad. Si te duele la vesícula, es la vesícula; te falta el aire, vemos los pulmones, como que vas viendo a la persona por pedazos. En cambio ver al paciente de manera integral es verlo como un todo teniendo en cuenta el cuerpo, la mente, sus emociones", señaló Sandoval, en diálogo con LMNeuquén, para luego contar que empezó a investigar y a empaparse del tema luego de ver cómo en la pandemia muchos de sus pacientes subieron de peso por ingerir alimentos impulsados por la ansiedad, la angustia o la sensación de soledad.

SFP Dra. María Eugenia Sandoval (6).JPG

"Yo siempre digo, qué sentido tiene tratar algo si yo lo puedo agarrar antes de un síntoma o una enfermedad. Las enfermedades no se solucionan solo medicalizando, sino trabajando también un nivel más profundo vinculado a las emociones. La gestión emocional muchas veces da lugar a mejorías e incluso a finalización de tratamientos", postuló la médica especializada en clínica médica y hepatología.

"Hay gente que tiene insomnio por el miedo que le generaron sus experiencias en el pasado y la ansiedad por el futuro que no les permite vivir el ahora y no pueden conciliar el sueño porque están con el cortisol a full, vinculado a una mala gestión emocional. Entonces yo te puedo dar unas gotitas para que puedas dormir, pero si vos seguís con ansiedad y miedo, vamos a estar siempre en la misma. Con las gotitas no te estoy resolviendo el problema. Así que al tener un enfoque integral, podemos abordarlo con una visión distinta y muy buenos resultados", argumentó.

"La idea es que los pacientes sepan que se los puede ver como un todo (como digo yo: cuerpo, mente y alma) y tratar las cosas de raíz. Muchas veces vienen pacientes y me piden la pastillita para tal o cual cosa. Y siempre les digo: 'Yo te doy la pastilla para que mejore la panza, pero si no resolvemos el problema que te está desencadenando esto, que probablemente sea tu impulsividad, tu enojo con la vida o el sentirte solo, no lo vamos a terminar de resolver'", contó, antes de referirse a cómo reaccionan los pacientes ante su método.

"Algunos pacientes te miran medio raro al principio, pero luego lo entienden y se van muy contentos porque les gusta que los escuchen. Otros están completamente negados a hablar o a tener algún tipo de reflexión y te das cuenta que no es el momento y no insistís. Después de un tiempo te vas dando cuenta con qué paciente sí poder trabajar en ese sentido y con quienes no. No todos están preparados", indicó.

Una escucha que requiere de predisposición y tiempo

La propuesta -en principio- requiere de tiempo como elemento fundamental. En una época de rutinas híper ajeteadras y un sistema de salud que no puede brindar -en muchas ocasiones- una atención ágil en consultorios externos (con turnos que llegan a demorar más de un mes) el tiempo sin dudas es un tesoro importante para los pacientes que hacen malabares con sus trabajos y compromisos cotidianos para asistir a la consulta y para los médicos con agendas apretadas y largas filas de personas aguardando su atención. Sin desconocer esa situación, Sandoval considera que es importante hacerse de unos minutos más para escuchar y llegar a la raíz del problema.

SFP Dra. María Eugenia Sandoval (11).JPG

"Yo trato de brindar la mayor contención porque es lo que me gustaría que hicieran conmigo. Y siempre trato de acomodar los turnos. Me ha pasado de tener pacientes que me reclaman que me estuvieron esperando más de una hora. Entonces les explicó: 'Si usted estuviera pasando por una situación y lo tengo que escuchar, no le gustaría que lo corte y le diga que tengo otro turno'. Y ahí entienden y después se dan cuenta que a ellos tampoco los atendiste en 15 o 20 minutos y se van tranquilos. Creo que la buena repercusión que tiene mi labor viene por eso, la gente se siente contenida", subrayó.

"Yo puedo llegar a estar unos 45 minutos o una hora con algunos pacientes. Hay algunos que podés tener una charla más vienen por una situación puntual y lo charlás medianamente rápido, pero me ha pasado de tener pacientes que me han contado situaciones de abuso y otros problemas importantes y en ese contexto claramente no podés concluir la charla a los 20 minutos. Le brindás lo mejor porque sabés que el paciente necesita contención. Por algo llegó a la consulta. Quizás le duele la cabeza, pero si te está contando algo es porque hay cuestiones más profundas para trabajar y yo no me pierdo esa oportunidad de poder avanzar y ayudarlo desde otro lugar", añadió.

Desde el punto de vista de los tiempos que manejan los profesionales de la salud, Sandoval esgrimió: "Siempre digo que si uno quiere, algo podés hacer. En la primera consulta podés empezar a tirar un poco del ovillito de lana para sacar cosas que las podés seguir trabajando en las otras consultas. Rescatás algunas cosas, presentás la situación. Incluso podés darles algunos ejercicios para que reflexionen respecto a algunas conductas y en un segundo encuentro profundizar un poco más".

SFP Dra. María Eugenia Sandoval (12).JPG

"Yo creo que los profesionales están abriendo un poquito más, pero les cuesta ver la parte de las emociones por cómo nos formaron y porque se entiende que esa es un área reservada a los psicólogos. Yo apuesto a que no es así, sé que podemos mejorar la calidad de vida de los pacientes viéndolos como un todo", enfatizó.

"Igualmente, el hecho que yo charle con el paciente y que trabaje la gestión de las emociones no quita que derive o que sugiera que consulten a un profesional de la salud mental. Hay pacientes que necesita un psicólogo, otros, incluso de un psiquiatra", recalcó.

Resultados positivos

En cuanto a los resultados que viene viendo de su enfoque integral, Sandoval expresó: "No todos, pero la mayoría deja de tomar medicación. Trabajando con las emociones, muchos que padecían hinchazón de panza, no requirieron más medicación o baja la cantidad, lo mismo para los que sufrían de insomnio. Eso es porque está sanando la emoción que generó ese malestar".

SFP Dra. María Eugenia Sandoval (7).JPG

"Yo trabajo la motivación para los cambios de hábito. Esto relacionado más que nada a mi especialidad, la hepatología, con el hígado graso. Muchísimos paciente subieron mucho de peso en la pandemia. Tengo pacientes que no tenían hígado graso y ahora lo tienen o que no eran diabéticos y ahora si, por el exceso de peso. El hígado graso, puede generar patologías de riesgo como infarto, accidentes cerebrovasculares (ACV), cirrosis y eventual requerimiento de trasplante hepático. Por eso es importante hacerle saber a la gente que, cambiando los hábitos y trabajando la motivación, estas patologías de riesgo se pueden evitar. La clave es la prevención", remarcó Sandoval, quien además de trabajar estos puntos en el consultorio, comparte su experiencia en Instagram y vía Zoom.

"La red social la tenía desde antes de la pandemia pero creció mucho en este último tiempo. Actualmente tengo 2.600 seguidores, no me parece poco. La idea es poder seguir concientizando, que la gente sepa que se puede tener una visión distinta desde la parte médica y que no solamente somos un cuerpo, sino que podemos verlo y ayudarlo desde otro lugar", concluyó la médica que atiende en la clínicas Pasteur, La Trinidad y en el Centro Médico y Laboratorio CEIN.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCYlvXGvIN62%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAJgtcJpfGJl4RSzUZA08yDlUj7Db2AFzhTWPLdezLdaI38bnHZAs5lEi2xGalGkGeK67nT43Lhy0wa5miZBsFKXP9uzDXMid8kg7Hsj3wXjIZAoiQjcBZBqjES5InsFm71uCEIZB0OowMoyjkl6AcizC1XmTnQoNjnRuZCllOG6rfpidWa1UzUZD

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario