El clima en Neuquén

icon
31° Temp
33% Hum
La Mañana NASA

La NASA confirmó qué fue el extraño fenómeno visto en La Angostura

Desde la agencia espacial confirmaron que las luces que surcaron el cuelo en la localidad cordillerano corresponden a cohete de los años 60.

Durante la madrugada del domingo, una extraña luz en el cielo sorprendió a un grupo de jóvenes que se encontraban en una de las playas de Villa La Angostura, un fenómeno tan atípico que presentaba un halo triangular y duró algunos segundos en el cielo nocturno.

Desde la NASA explicaron que este hecho responde al paso de un cohete que perteneció a una misión lunar fallida de 1966, que tenía como propulsor un Centauro de la década de 1960. El NEO (objeto cercano a la Tierra por sus siglas en inglés) había sido descubierto en septiembre por astrónomos que buscaban asteroides cercanos y fue visto este domingo sobre las 1:30 en toda la zona patagónica.

Te puede interesar...

Según público el sitio La Angostura Digital, la información proporcionada por esta agencia espacial coincide en el horario con el relato del fotógrafo, que tenía todos sus equipos a manos para retratar la imagen con claridad y compartir su visión extraña con el resto de los neuquinos.

La agencia espacial estadounidense confirmó el origen artificial del objeto a través de datos recopilados en la Instalación del Telescopio Infrarrojo de la NASA (IRTF) y el análisis de órbita del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS) en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

Un análisis detallado de la órbita de 2020 SO reveló que este se había acercado a la Tierra varias veces a lo largo de las décadas, con un enfoque en 1966 que lo acercó lo suficiente como para sugerir que puede haberse originado en nuestro planeta.

El cohete propulsor de la etapa superior Centauro perteneció a la fallida misión Surveyor 2 de 1966 de la NASA a la Luna. "Debido a la extrema debilidad de este objeto siguiendo la predicción de CNEOS, fue un objeto difícil de caracterizar. Obtuvimos observaciones de color con el Gran Telescopio Binocular, o LBT, que sugirió que 2020 SO no era un asteroide", Vishnu Reddy, profesor asociado y científico planetario del Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Arizona.

Si bien en un principio no fue una combinación perfecta, el equipo persistió al darse cuenta que la discrepancia en los datos del espectro podría ser el resultado del análisis de acero nuevo en un laboratorio contra acero que habría estado expuesto a las duras condiciones del clima espacial durante 54 años. Esto llevó al grupo a realizar una investigación adicional.

“Sabíamos que si queríamos comparar manzanas con manzanas, tendríamos que tratar de obtener datos espectrales de otro propulsor de cohete Centauro que había estado en órbita terrestre durante muchos años para luego ver si coincidía mejor con el espectro de 2020 SO”, precisó Reddy.

“Debido a la velocidad extrema a la que los propulsores Centaur en órbita terrestre viajan por el cielo, sabíamos que sería extremadamente difícil fijar el IRTF el tiempo suficiente para obtener un conjunto de datos sólido y confiable”, agregó.

image.png

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

72.992700729927% Me interesa
5.8394160583942% Me gusta
5.1094890510949% Me da igual
4.3795620437956% Me aburre
11.678832116788% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario